Ki­ko Ma­ta­mo­ros, sin arru­gas ni ve­sí­cu­la

El co­la­bo­ra­dor ya se re­cu­pe­ra en ca­sa de su in­ter­ven­ción con la me­jor de las cui­da­do­ras: su no­via Mar­ta

QMD - - Sumario -

Con un ór­gano me­nos y unos pin­cha­zos de áci­do hia­lu­ró­ni­co de más (cor­te­sía de su ‘nue­ra’ Car­la Bar­ber), Ki­ko aban­do­nó el hos­pi­tal ma­dri­le­ño en el que fue ope­ra­do pa­ra ex­tir­par­le la ve­sí­cu­la. A su la­do, su no­via Mar­ta, su me­jor cui­da­do­ra.

A Ma­ta­mo­ros le ha­bía ba­ja­do la in­fla­ma­ción en el ros­tro que le pro­vo­ca­ron los re­to­ques es­té­ti­cos que tanto han da­do que ha­blar y de los que él se sien­te tan sa­tis­fe­cho que in­clu­so mos­tró lo bien que evo­lu­cio­na­ba ¡des­de la ca­ma del hos­pi­tal!

Ade­más, co­mo los mé­di­cos le han di­cho que tiene “ge­né­ti­ca de jo­ven­ci­to” no pue­de es­tar más fe­liz. Só­lo una co­sa le qui­ta la ale­gría: su hi­ja Ana no fue a ver­lo ni le lla­mó...

Un día an­tes de re­ci­bir el al­ta, Ki­ko col­gó es­ta ima­gen en re­des pa­ra ase­gu­rar a fans y no tan fans que es­ta­ba es­tu­pen­do. No le sen­ta­ron muy bien al­gu­nas crí­ti­cas rea­li­za­das en ‘Sál­va­me’ a su nue­vo re­to­que es­té­ti­co.

FO­TOS: AGENCIAS / IG

Ki­ko re­ci­bió el al­ta mé­di­ca el día 29. Su no­via Mar­ta no se ha apar­ta­do de su la­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.