LU­TO EN EL MUN­DO DE LA CIEN­CIA FIC­CIÓN

DOS FI­GU­RAS RE­CO­NO­CI­DAS DEL MUN­DO DE LA CIEN­CIA FIC­CIÓN HAN FA­LLE­CI­DO ES­TE PA­SA­DO VE­RANO: EL HISTORIETISTA STE­VE DITKO Y EL AU­TOR DE CIEN­CIA FIC­CIÓN HARLAN ELLISON.

Que leer - - Actualidad -

Ste­ve Ditko (John­son, Pen­sil­va­nia, 1927-Nue­va York 29 de ju­nio de 2018). For­ma­do co­mo ca­ri­ca­tu­ris­ta e ilus­tra­dor, em­pe­zó su ca­rre­ra con his­to­rias de te­rror, mis­te­rio y cien­cia fic­ción en Charl­ton Co­mics, ger­men de la fu­tu­ra Mar­vel Có­mics.

Ditko es co­no­ci­do, so­bre to­do, por ser uno de los pa­dres —jun­to con Stan Lee, fu­tu­ro di­rec­tor eje­cu­ti­vo de Mar­vel—, de Spi­der­man y del Dr. Stran­ge.

En 1966 des­pués de ha­ber­se pe­lea­do con Lee, se mar­chó de Mar­vel y otras crea­cio­nes su­yas pa­ra DC Co­mics fue­ron Cree­per, Ca­pi­tán Áto­mo, Blue Beet

le, Mr. A y The Ques­tion.

Fue hom­bre po­co da­do a las en­tre­vis­tas y eso creó cier­to ha­lo de mis­te­rio al­re­de­dor de su fi­gu­ra. En 2007 la BBC lan­zó un do­cu­men­tal so­bre su vi­da,

In Search of Ste­ve Ditko, pe­ro no qui­so apa­re­cer en él. Harlan Ellison (Cle­ve­land, Ohio, 1934-Los Án­ge­les, 4 de ju­lio de 2018). Fue un pro­lí­fi­co au­tor de más de 1.700 en­sa­yos, no­ve­las, guio­nes y ar­tícu­los de te­rror, fan­ta­sía y cien­cia fic­ción, y ga­na­dor de los más pres­ti­gio­sos ga­lar­do­nes li­te­ra­rios co­mo los pre­mios

Hu­go, Ed­gar Allan Poe, Né­bu­la y Bram Sto­ker.

En 1962, em­pe­zó a tra­ba­jar en la te­le­vi­sión, don-

de es­cri­bió guio­nes pa­ra se­ries co­mo Star Trek, Baby­lon 5, La ho­ra de Al­fred Hitch­cock y Más allá del lí­mi­te.

El epi­so­dio de Star Trek, La ciu­dad al fin de la eter­ni­dad , que sa­lió de su plu­ma, es­tá con­si­de­ra­do el más im­por­tan­te de la sa­ga. Tam­bién fue co­no­ci­do por su la­bor co­mo edi­tor y an­tó­lo­go y par­ti­ci­pó en la redacción de po­pu­la­res co­lec­cio­nes de có­mic co­mo

El in­creí­ble Hulk, Da­re­de­vil, Bat­man o Los Ven­ga­do­res.

En­tre sus re­la­tos más fa­mo­sos des­ta­can La bes­tia que gri­ta­ba amor en el co­ra­zón del uni­ver­so, No ten­go bo­ca y de­bo gri­tar, ¡Arre­pién­te­te, Ar­le­quín!, di­jo el se­ñor

Tic-tac o Vi­sio­nes pe­li­gro­sas, una an­to­lo­gía de re­la­tos den­tro del mo­vi­mien­to New Wa­ve, na­ci­do en los años se­sen­ta, en los que abor­dó te­mas aún ta­bú co­mo el se­xo o las re­la­cio­nes ra­cia­les. Tam­bién fue pio­ne­ro en in­tro­du­cir el se­xo en­tre mar­cia­nos.

Hom­bre pre­vi­sor, ha­bía de­ja­do lis­ta una des­pe­di­da pa­ra cuan­do lle­ga­ra el mo­men­to: Du­ran­te un bre­ve tiem­po es­tu­ve aquí y du­ran­te un bre­ve tiem­po im­por­té .

En pa­la­bras de Step­hen King: No hu­bo na­die co­mo él en las letras es­ta­dou­ni­den­ses y no lo ha­brá nun­ca. En­fa­da­do, di­ver­ti­do, elo­cuen­te, in­men­sa­men­te ta­len­to­so .

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.