VER LA MÚ­SI­CA

La Or­ques­ta Sin­fó­ni­ca de Lon­dres con­vier­te los mo­vi­mien­tos de su di­rec­tor en imá­ge­nes que re­fle­jan el rit­mo, la ca­den­cia y el co­lor de la me­lo­día

Quo - - 03/18 CONTENIDOS - Tex­to: PI­LAR GIL VILLAR

En la Sin­fó­ni­ca de Lon­dres han ge­ne­ra­do imá­ge­nes a par­tir de los mo­vi­mien­tos del di­rec­tor.

La Sin­fó­ni­ca lon­di­nen­se lle­va

113 años tra­du­cien­do par­ti­tu­ras pa­ra de­lei­te de los oí­dos. Es­te año ha de­ci­di­do con­ver­tir sus so­ni­dos en re­pre­sen­ta­cio­nes ar­tís­ti­cas des­ti­na­das a los ojos, em­bar­cán­do­se en un inusual idi­lio con la tec­no­lo­gía.

Pa­ra ello, ha en­fun­da­do a su lord di­rec­tor, sir Si­mon Rattle, en un tra­je y guan­tes pla­ga­dos de sen­so­res, le ha ofre­ci­do una ba­tu­ta con mar­ca­do­res re­flec­tan­tes y lo ha ro­dea­do de 12 cá­ma­ras de te­le­vi­sión. En el Bar­bi­can Cen­ter de Lon­dres, un equi­po de cap­ta­ción de mo­vi­mien­tos gra­bó a 120 fo­to­gra­mas por se­gun­do la con­te­ni­da dan­za del maes­tro al fren­te de su or­ques­ta. Bra­zos, ma­nos, de­dos, tron­co y ca­be­za des­gra­na­ron ma­ti­ces pa­ra en­cau­zar la ar­mo­nía, el rit­mo y la in­ten­si­dad en las no­tas de una obra de su com­pa­trio­ta Ed­ward El­gar (1857-1934).

La se­sión du­ró so­lo 45 mi­nu­tos, gra­cias a un soft­wa­re de se­gui­mien­to que per­mi­tía a los téc­ni­cos ir com­pro­ban­do el re­sul­ta­do de la gra­ba­ción en tiem­po real. La au­tén­ti­ca ma­gia ven­dría des­pués, de la mano de otro ti­po de maes­tro, el ar­tis­ta di­gi­tal

To­bias Gremm­ler. En co­la­bo­ra­ción con el equi­po de cap­ta­ción de mo­vi­mien­to de la Uni­ver­si­dad de Por­ts­mouth (Reino Uni­do), re­ela­bo­ró las imá­ge­nes y do­tó a los ges­tos de Rattle de tex­tu­ras ba­sa­das en los ma­te­ria­les de los ins­tru­men­tos y las sa­las de con­cier­tos clá­si­cas.

El gi­ro de una mano o la sa­cu­di­da en arco del bra­zo da­ban así lu­gar a ex­plo­sio­nes geo­mé­tri­cas y ar­mó­ni­cas, hiladas en va­rios ví­deos de los que se ex­trae­rían más tar­de las imá­ge­nes de es­tas pá­gi­nas. “Cuan­do la mú­si­ca sube de vo­lu­men, la li­nea­li­dad se cur­va, obe­de­cien­do a los mo­vi­mien­tos de la ba­tu­ta, y pro­vo­ca com­bi­na­cio­nes vi­sua­les más com­ple­jas”, ex­pli­ca Gremm­ler. “En la úl­ti­ma se­cuen­cia, el mo­vi­mien­to del di­rec­tor se con­vier­te en cuer­das”.

Ma­te­rial pa­ra car­te­les y pro­gra­mas

El pro­yec­to ha pro­por­cio­na­do el ma­te­rial de ba­se pa­ra la nue­va iden­ti­dad vi­sual de la or­ques­ta, se­gún una pro­pues­ta de la agen­cia de pu­bli­ci­dad The Part­ners. A par­tir de las imá­ge­nes de los ví­deos se ela­bo­ran pro­gra­mas de mano, car­te­les pu­bli­ci­ta­rios y te­lo­nes de fon­do pa­ra con­cier­tos. Com­ple­men­ta­dos con dos ti­po­gra­fías di­se­ña­das pa­ra la oca­sión, de ai­re di­ná­mi­co y me­lo­dio­so.

Con es­ta in­va­sión de los sen­ti­dos, la Or­ques­ta Sin­fó­ni­ca de Lon­dres pro­cla­ma el le­ma de la era Rattle: re­cha­zar cual­quier li­mi­ta­ción a su em­pe­ño por lle­var la mú­si­ca clásica al mun­do en­te­ro. Si pa­ra ello hay que do­tar­la de co­lor y for­ma, ade­lan­te. So­lo ha­rá fal­ta ex­cla­mar “¡Mú­si­ca, maes­tro!”. ■

COM­PA­SES EN LA PAN­TA­LLA. Las lí­neas bá­si­cas de mo­vi­mien­to que re­co­gie­ron los sen­so­res del tra­je y las cá­ma­ras se fue­ron re­cu­brien­do por or­de­na­dor con co­lo­res y tex­tu­ras cá­li­dos y clá­si­cos de los di­ver­sos ins­tru­men­tos.

LA TI­PO­GRA­FÍA de los car­te­les tam­bién

re­fle­ja los ges­tos gran­dio­sos o rá­pi­dos que ca­rac­te­ri­zan la crea­ción mu­si­cal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.