¿Pa­ra qué sir­ve la pe­lu­sa del me­lo­co­tón?

Quo - - QUONSULTAS -

RE­NA­TA MÜ­LLER, CÁ­CE­RES

REs­ta es una re­fle­xión que ha ocu­pa­do las men­tes de mu­chos cien­tí­fi­cos, pe­ro aún no hay nin­guno que ten­ga com­ple­ta­men­te cla­ra la fun­ción exac­ta que desem­pe­ña es­ta ca­pa. To­das las teo­rías coin­ci­den en que la pe­lu­sa ha per­vi­vi­do por su pa­pel pro­tec­tor. Al­gu­nas di­cen que evi­ta que los in­sec­tos lle­guen has­ta la piel y ma­lo­gren el fru­to o que pon­gan sus hue­vos en el in­te­rior, mien­tras otra vi­sión de­fien­de que la pro­tec­ción que con­fie­re es­ta ater­cio­pe­la­da piel es de otra ín­do­le: po­dría ser­vir de ba­rre­ra al agua, pues con­ser­var­se en un es­ta­do más se­co re­tra­sa­ría la pu­tre­fac­ción del fru­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.