→ EL CO­CHE TO­DO GAS

Quo - - OUT -

y otras es­tra­te­gias pa­ra con­ta­mi­nar me­nos en ca­rre­te­ra

¿Qué pa­sa si en vez de lle­nar el de­pó­si­to con un car­bu­ran­te de pe­tró­leo lo ha­ces con gas na­tu­ral com­pri­mi­do (GNC)? ¿Es más efi­cien­te? Pa­ra sa­ber­lo, he­mos con­du­ci­do 300 km un Seat León ST TGI equi­pa­do con dos de­pó­si­tos, uno de ga­so­li­na y otro de GNC. Ini­cial­men­te, el co­che uti­li­za gas de­bi­do a su ma­yor efi­cien­cia ener­gé­ti­ca y sus me­no­res emi­sio­nes y es so­lo al ago­tar­se cuan­do de for­ma au­to­má­ti­ca em­pie­za a con­su­mir ga­so­li­na. Uti­li­zan­do los dos de­pó­si­tos, la au­to­no­mía se acer­ca a los 1.000 km o, lo que es lo mis­mo, atra­ve­sar Es­pa­ña sin re­pos­tar.

En nues­tra ida a La Al­ber­ca (Sa­la­man­ca) des­de Ma­drid en mo­do GNC, el con­su­mo se es­ta­ble­ció en 3,7 kg/100 km. En tér­mi­nos eco­nó­mi­cos, el cos­te pa­ra es­te tra­yec­to fue de 10,40 € o, lo que es lo mis­mo, 3,46 €/100 km, mien­tras que en el re­gre­so en mo­do ga­so­li­na el pre­cio del car­bu­ran­te as­cen­dió a 27,35 € con un con­su­mo de 6,7 l/100 km, es de­cir, 9,11 €/100 km y ca­si 17 € de di­fe­ren­cia a fa­vor del gas en 300 km. Tam­bién en el apar­ta­do de con­ta­mi­na­ción las ci­fras son fa­vo­ra­bles pa­ra el GNC. Las emi­sio­nes de dió­xi­do de car­bono (CO2) se re­du­cen en un 30%, las de mo­nó­xi­do de car­bono (CO) en un 65% y en un 90% los óxi­dos de ni­tró­geno (NOX).

Pe­ro ¿qué pa­sa con el com­por­ta­mien­to? Es di­fí­cil sa­ber con qué com­bus­ti­ble se es­tá cir­cu­lan­do, a no ser por un tes­ti­go lu­mi­no­so. La gran di­fe­ren­cia en­tre un mo­tor y otro no es el car­bu­ran­te, sino la

ci­lin­dra­da y la po­ten­cia, por­que el fun­cio­na­mien­to es igual en to­dos los vehícu­los. El ai­re as­pi­ra­do por el mo­tor se mez­cla en el co­lec­tor de ad­mi­sión con el car­bu­ran­te y en­tra en el ci­lin­dro, in­de­pen­dien­te­men­te de que sea gas o de­ri­va­do del pe­tró­leo.

A la ho­ra de re­pos­tar, ba­jo la tram­pi­lla se alo­jan dos bo­cas de lle­na­do, una pa­ra ga­so­li­na y otra pa­ra gas na­tu­ral, que es igual al que lle­ga a los do­mi­ci­lios, pe­ro a una pre­sión de 200 ba­res, pa­ra po­der su­mi­nis­trar­lo en el mis­mo tiem­po que los com­bus­ti­bles fó­si­les y, lo que es más im­por­tan­te, sin de­pen­der del pe­tró­leo. ¿Es es­ta, pues, la al­ter­na­ti­va lim­pia al pro­ble­ma del trans­por­te? Pue­de que ha­ya más, pe­ro es­ta, de mo­men­to, es la úni­ca in­me­dia­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.