CUAN­DO EL SUE­LO SE AN­DA POR LAS RA­MAS

Quo - - STARS BOTÁNICA -

En ple­na sel­va tro­pi­cal, las co­pas de los ár­bo­les es­con­den una nue­va ca­pa de sue­lo, so­bre la que cre­cen or­quí­deas, mus­gos, he­le­chos o tre­pa­do­ras. To­das ellas se co­no­cen co­mo ‘epi­fi­tas’, plan­tas que uti­li­zan a otras co­mo so­por­te. Ca­mi­la Te­jo, de la Uni­ver­si­dad Aus­tral de Chi­le, ha in­ves­ti­ga­do có­mo esas epi­fi­tas, de vi­da cor­ta, se des­com­po­nen y se mez­clan con las ho­jas o agu­jas suel­tas del ár­bol an­fi­trión. Allí se les unen áca­ros o bac­te­rias que trans­for­man to­da esa ma­te­ria ve­ge­tal en un fér­til sus­tra­to. Tan­to que, se­gún ha des­cu­bier­to la in­ves­ti­ga­do­ra, el ár­bol an­fi­trión tam­bién echa raí­ces en las ra­mas pa­ra apro­ve­char el agua y nu­trien­tes de ese nue­vo ‘sue­lo’. Es­te tam­bién amor­ti­gua la tem­pe­ra­tu­ra y la hu­me­dad y apa­re­ce a ve­ces a has­ta 15 me­tros, la al­tu­ra de un edi­fi­cio de cin­co plan­tas.

Te­jo ase­gu­ra que ha­brá que in­ves­ti­gar es­te fe­nó­meno, más pro­pio de zo­nas de abun­dan­tes llu­vias.

15.000 de ellas en los tró­pi­cos, so­bre to­do en al­ti­tu­des deen­tre 1.000 y 2.000 m.HAY UNAS 30.000 ES­PE­CIES QUE CRE­CENSO­BRE OTRAS.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.