ES­PE­CIAL AS­TRO­NO­MÍA

¿Có­mo sa­ben el ta­ma­ño de una es­tre­lla? ¿Hay se­gu­ros pa­ra as­tro­nau­tas? ¿Qué es­pe­ran­za de vi­da tie­ne el uni­ver­so?

Quo - - 12/18 CONTENIDOS -

Los cien­tí­fi­cos con­si­guen co­no­cer es­ta mag­ni­tud apli­can­do la fór­mu­la pa­ra cal­cu­lar el área de la su­per­fi­cie de una es­fe­ra, 4πr2, don­de r es el ra­dio de la es­tre­lla. Pa­re­ce fá­cil, pe­ro re­quie­re ser ca­paz de co­no­cer dos da­tos: la dis­tan­cia que nos se­pa­ra del as­tro, pa­ra lo que se re­cu­rre a dis­tin­tos mé­to­dos en fun­ción de su le­ja­nía, y la tem­pe­ra­tu­ra de su su­per­fi­cie, una in­for­ma­ción que lle­ga co­di­fi­ca­da en el co­lor de su luz y que es vi­tal: de­fi­ne cuán­ta luz emi­te el cuer­po ce­les­te por uni­dad de su­per­fi­cie. Una vez que es­tos pa­rá­me­tros de­jan de ser in­cóg­ni­tas, es po­si­ble cal­cu­lar el bri­llo to­tal del ob­je­to a par­tir del que ob­ser­va­mos en la Tie­rra, siem­pre que se co­noz­can las le­yes fí­si­cas que dic­tan el rit­mo con el que la luz se apa­ga en ca­mi­nos tan lar­gos. Co­mo las es­tre­llas son es­fé­ri­cas, una vez que se sa­be el bri­llo to­tal es po­si­ble co­no­cer su su­per­fi­cie y uti­li­zar la fór­mu­la pa­ra ha­llar su ra­dio. El mé­to­do es ex­tre­ma­da­men­te pre­ci­so y po­ne de ma­ni­fies­to las enor­mes di­fe­ren­cias que exis­ten en el ta­ma­ño de las es­tre­llas. Por ejem­plo, Pró­xi­ma Cen­tau­ri es una dé­ci­ma par­te de nues­tro Sol, y el ra­dio de la es­tre­lla R136a1 es trein­ta ve­ces ma­yor que el del as­tro rey.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.