ENTREVISTA A ANABEL ALONSO

La pre­sen­ta­do­ra y ac­triz es­tá al fren­te de Di­cho y he­cho, el nue­vo for­ma­to de hu­mor de La 1, adap­ta­ción del bri­tá­ni­co Task­mas­ter

Rumore - - SUMARIO -

La pre­sen­ta­do­ra nos ha­bla sobre su nue­vo pro­gra­ma de hu­mor en La 1.

De­bu­tó en el año 1987 en el fa­mo­so pro­gra­ma La bo­la de cris­tal, pe­ro fue su tra­ba­jo en Ki­ka (1993), la cin­ta de Pe­dro Al­mo­dó­var, el que dio el gran vuel­co a su ca­rre­ra.D es­de en­ton­ces, no ha pa­ra­do de tra­ba­jar co­mo ac­triz, hu­mo­ris­ta, pre­sen­ta­do­ra y do­bla­do­ra de ci­ne (Bus­can­do a Ne­mo y Bus­can­do a Dory), sien­do la te­le­vi­sión el me­dio des­de el que ha abor­da­do más pro­yec­tos.

• Ejer­ces de an­fi­trio­na y je­fa de Di­cho y he­cho, que se es­tre­nó el día 9. ¿Eres muy man­do­na?

En Mas­ter­Chef sa­lió mi ve­na ca­pi­ta­na, pe­ro por una cues­tión or­ga­ni­za­ti­va, y aquí sí que soy bas­tan­te man­do­na, pe­ro co­mo un padre: por­que lo di­go yo y pun­to. Aque­llo de... “mien­tras que es­tés en mi ca­sa, ha­rás lo que yo te di­ga”. Sin nin­gún ar­gu­men­to, sin nin­gu­na jus­ti­fi­ca­ción, por­que yo lo mando. Lo dis­fru­to mu­cho, tra­to de no ser ex­ce­si­va­men­te cruel. Me gus­ta pi­car­les un po­co.

• ¿Eres de di­cho y he­cho?

Pues pa­ra al­gu­nas co­sas sí que soy al­go ex­tre­mis­ta. Fí­ja­te, soy más in­de­ci­sa pa­ra com­prar­me un jer­sey que un co­che. No me de­ci­do con las es­tu­pi­de­ces, con las co­sas im­por­tan­tes lo ten­go más cla­ro.

• ¿Có­mo has lo­gra­do com­pa­gi­nar es­te nue­vo pro­yec­to con la gra­ba­ción dia­ria de Amar es pa­ra siem­pre (Antena 3)?

Afor­tu­na­da­men­te, me lo han or­ga­ni­za­do bien, por­que no soy co­mo Jo­sé Cor­ba­cho, que es­tá en to­das las gra­ba­cio­nes de ex­te­rio­res. So­lo ten­go que ir a gra­bar el día de pla­tó. Ha si­do bas­tan­te fá­cil de com­pa­gi­nar.

• Hay muy po­cas pre­sen­ta­do­ras de gran­des for­ma­tos en es­tos mo­men­tos, y mu­cho me­nos en cla­ve de hu­mor...

Es cier­to, y yo me he to­pa­do más de una vez que al­gu­na pro­duc­to­ra me ha pro­pues­to pa­ra pre­sen­tar un es­pa­cio y se han en­con­tra­do con la con­tes­ta­ción :“Que­re­mos un hom­bre”. Y es al­go que nun­ca en­tien­do, por­que no sé muy bien cuál el mo­ti­vo. Por ejem­plo, en un con­cur­so, ¿dón­de re­si­de la di­fe­ren­cia en­tre un hom­bre y una mu­jer a la ho­ra de pre­gun­tar co­mo se lla­ma la ca­pi­tal de Tai­lan­dia?

• ¿Nun­ca te han pro­pues­to pre­sen­tar la ga­la de los Go­ya?

Me lo han pre­gun­ta­do otras ve­ces. He pre­sen­ta­do la ga­la de Fo­to­gra­mas y al­gu­nas otras co­sas, pe­ro nun­ca ha sur­gi­do.Te lo tie­nen que pro­po­ner y a mí nun­ca me lo han plan­tea­do.

• ¿Y si se die­ra el ca­so?

No lo sé... Que lo ha­gas bien pa­re­ce que se te su­po­ne, si lo ha­ces mal, van a ir a de­güe­llo.

• ¿Có­mo des­co­nec­tas de la ru­ti­na de las gra­ba­cio­nes y el es­tu­dio dia­rio?

¡No ha­go na­da! Me tum­bo, cam­bio de ca­nal, es­toy con mis pe­rros, no ha­go na­da, la na­da mis­ma. Cuan­do no tra­ba­jo, soy supervaga.

@anabe­la­lon­so_of

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.