El ac­tor re­gre­sa a la se­rie El se­cre­to de Puen­te Vie­jo.

El ac­tor ca­ta­lán re­gre­sa a las so­bre­me­sas de An­te­na 3 y pre­pa­ra su gran de­but en Tu ca­ra me sue­na. ¡Es­te otoño es­ta­rá a to­pe!

Rumore - - Sumario -

Pa­cien­cia es lo que siem­pre le so­bró a Jor­di Coll cuan­do pa­sa­ban los días y las se­ma­nas y su te­lé­fono no so­na­ba. Esa es la ca­ra más du­ra de su ofi­cio, pe­ro ha­ce unos me­ses re­ci­bió una lla­ma­da ines­pe­ra­da, que le in­vi­ta­ba a re­gre­sar a la se­rie dia­ria que su­pu­so su lan­za­mien­to, El se­cre­to de Puen­teVie­jo, tra­ba­jo que com­pa­gi­na­rá por un tiem­po con su de­but en Tu ca­ra me sue­na.

• ¿Có­mo ha si­do vol­ver a me­ter­se en la piel de Gon­za­loVal­bue­na tres años des­pués?

Inesperado y muy gra­to. Mi per­so­na­je re­gre­sa tras un acon­te­ci­mien­to trá­gi­co, un in­cen­dio en la ca­sa en la que vi­vía con Ma­ría en Cu­ba y don­de sus hi­jos fa­lle­cen; bueno,su hi­ja Es­pe­ran­za y Bel­tran­ci­to, el hi­jo de Bos­co. Los años en Cu­ba no han si­do co­mo es­pe­ra­ba y por eso de­ci­den re­gre­sar a Es­pa­ña.

• Pa­re­ce que la cla­ve de los re­gre­sos a es­ta se­rie siem­pre es la tra­ge­dia, ¿no?

No es la tra­ge­dia lo que pri­ma, sino lo que su­ce­de a pos­te­rio­ri. Ese mo­men­to de des­pués es lo que des­en­tra­ña el mis­te­rio. Gon­za­lo em­plea unas for­mas iné­di­tas en su ca­rác­ter an­te­rior por­que es­tá en­fa­da­do con el mun­do, es más hos­co, más hu­ra­ño, no le ape­te­ce ser tan ama­ble co­mo an­tes.

“Dar vi­da a Gon­za­lo Val­bue­na en El se­cre­to de Puen­te Vie­jo me cam­bió la vi­da pro­fe­sio­nal y per­so­nal. Son tan­tas cosas las que ten­dría que agra­de­cer que no sa­bría por dón­de em­pe­zar”

• ¿Va a ser muy du­ro y frío con su en­torno?

Tie­ne muy cla­ro que él va a lo que va y que con­se­gui­rá sus ob­je­ti­vos, sea de la for­ma que sea.Se­rá su úni­co pro­pó­si­to en es­ta nue­va eta­pa.

• ¿Has no­ta­do mu­cha di­fe­ren­cia en el rit­mo de tra­ba­jo con res­pec­to a tu úl­ti­mo pro­yec­to, La otra mi­ra­da?

No tie­nen na­da que ver. Son tra­ba­jos dis­tin­tos en es­te sen­ti­do, pe­ro muy pa­re­ci­dos a la vez. En La otra mi­ra­da te­nía que po­ner acen­to an­da­luz e in­ten­tar que no se me fue­se; a Gon­za­lo le he bus­ca­do una voz más gra­ve. Es al­go con lo que los ac­to­res nos di­ver­ti­mos mu­cho al crear los per­so­na­jes.Tam­bién es ver­dad que no es lo mis­mo apren­der seis pá­gi­nas que 18, pe­ro, al fi­nal, no es más que un en­tre­na­mien­to.

• Tus úl­ti­mos pa­pe­les han si­do per­so­na­jes de épo­ca. ¿Tie­nes mie­do a en­ca­si­llar­te?

No me preo­cu­pa, oja­lá to­da la vi­da pue­da tra­ba­jar. Que me ape­te­ce­ría ha­cer al­go con­tem­po­rá­neo, por su­pues­to, y si ya fue­ra una co­me­dia con ac­ción eso se­ría el sue­ño de mi vi­da. Lo de en­ca­si­llar­se o no creo que ya no exis­te, por­que la gen­te cada vez es más cons­cien­te de que es­to, co­mo to­do, es un tra­ba­jo y un ofi­cio, en el que no­so­tros te­ne­mos la suer­te de tra­ba­jar.

•Pe­ro es du­ra cuan­do atra­vie­sas una ma­la ra­cha...

He pa­sa­do tem­po­ra­das en ca­sa re­ci­bien­do cur­sos y es­pe­ran­do una lla­ma­da pa­ra acu­dir a au­di­cio­nes y cas­tings. Ahí es don­de na­die quie­re es­tar.

• Di­ces que Puen­te Vie­jo es vol­ver a ca­sa, ¿qué ha su­pues­to pa­ra ti la se­rie?

Me cam­bió la vi­da.Son tan­tas cosas que ten­dría que agra­de­cer que no sa­bría por dón­de em­pe­zar.

• ¿De qué ma­ne­ra?

En es­tos años he pa­sa­do de que­rer ser ac­tor y ha­cer mis pri­me­ras prue­bas a ca­sar­me, te­ner hi­jos y una hi­po­te­ca.Y, cuan­do te pa­ras, te das cuen­tas de que lle­vas ya unos años for­jan­do una carrera. Se­gui­re­mos bus­can­do y es­pe­ran­do que la vi­da me tra­te igual de bien co­mo has­ta aho­ra.

• Las bue­nas cosas no vie­nen solas por­que se­rás con­cur­san­te de Tu ca­ra me sue­na, ¿có­mo lo afron­tas?

Es­to sí que es un re­ta­zo, to­dos los con­cur­san­tes lo di­cen.Imi­tar a una per­so­na y cal­car­la es com­pli­ca­do por el me­ro he­cho de que in­ten­tas me­ter­te en la piel de otro.

• En la edi­ción pa­sa­da fuis­te al pro­gra­ma co­mo in­vi­ta­do y sor­pren­dis­te a to­dos con tu imi­ta­ción de Iggy Pop...

So­lo pa­ra apren­der a mo­ver­me co­mo él es­tu­ve mu­cho tiem­po. Es un tra­ba­jo mi­nu­cio­so, de chi­nos. Es­te tío, ade­más de ser un ar­tis­ta­zo, es di­fi­ci­lís­mo de imi­tar, pe­ro a la vez es tan sumamente di­ver­ti­do que te en­gan­cha.

• ¿A quién te gus­ta­ría imi­tar?

Hay al­gu­nos per­so­na­jes que te dan mu­cho mie­do, co­mo Fred­die Mer­cury, de Queen, que me en­can­ta, pe­ro es una au­tén­ti­ca lo­cu­ra.

• ¿Hay al­gún otro per­so­na­je que te da­ría mie­do imi­tar?

Esa mis­ma sen­sa­ción me pro­du­ce Mi­chael Jack­son, ¿có­mo se le imi­ta? Tam­bién pa­sa con Mick Jag­ger. Es­te pro­gra­ma es vér­ti­go pu­ro, tie­ne un pun­to que me po­ne muy ner­vio­so, pe­ro que me en­gan­cha bas­tan­te.

• ¿Ya has pen­sa­do có­mo vas a com­pa­gi­nar la se­rie con el pro­gra­ma?

No sé có­mo res­pon­der a la pre­gun­ta por­que tam­bién ten­go teatro en Bar­ce­lo­na.To­do no se pue­de ha­cer…

• Y si tu­vie­ras que de­can­tar­te por al­go, ¿qué se­ría?

Si voy a es­tar en Tu ca­ra me sue­na y en el teatro en Bar­ce­lo­na, ya te pue­des ima­gi­nar lo que voy a ha­cer...

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.