ES­CA­PA­DAS

Albarracín en la cum­bre.

Rumore - - Sumario -

Por si su abrup­ta oro­gra­fía, a 1.200 me­tros de al­ti­tud y al bor­de del río Gua­da­la­viar, no bas­ta­ba pa­ra di­sua­dir al enemi­go, se le­van­tó una im­po­nen­te mu­ra­lla. Es lo pri­me­ro que lla­ma la atención des­de la le­ja­nía, jun­to con el co­lor ro­ji­zo del ye­so y las te­jas que nos lle­van a los tiempos en que Albarracín fue un pe­que­ño reino de tai­fas. Su nom­bre pro­ce­de de la fa­mi­lia que la go­ber­na­ba: Ba­nu Ra­zín, la ciu­dad de los hi­jos de Ra­zín. De es­ta épo­ca se con­ser­van im­por­tan­tes mo­nu­men­tos co­mo el to­rreón del An­da­dor, la al­ca­za­ba y la to­rre del Agua.

1. CA­TE­DRAL DEL SAL­VA­DOR

Más tar­de, la zo­na que­dó en ma­nos cris­tia­nas, que al­za­ron en el si­glo XVI es­te tem­plo de es­ti­lo gó­ti­co le­van­tino. Des­ta­ca la to­rre renacentista y, en el in­te­rior, el re­ta­blo ma­yor y el co­ro.A través del claus­tro se ac­ce­de al pa­la­cio epis­co­pal, que con­ser­va una im­por­tan­te co­lec­ción de ta­pi­ces y or­fe­bre­ría.

2. CA­SAS SEÑORIALES

En torno a la Pla­za Ma­yor y adap­tán­do­se a lo es­car­pa­do del te­rreno, ar­cos, pa­sa­di­zos y es­ca­li­na­tas en­la­zan un ca­se­río de ar­qui­tec­tu­ra me­die­val con be­llos es­cu­dos y re­je­rías. En la ca­lle Aza­gra es­tán las ca­sas col­gan­tes so­bre la hoz del río y pa­la­cios co­mo el de los Dolz de Es­pe­jo, el de los Na­va­rro de Ar­zu­ria­ga y la ca­sa de la Bri­ga­die­ra.

El tiem­po se de­tie­ne en es­te en­jam­bre de ca­sas en­ca­ra­ma­do en los Mon­tes Uni­ver­sa­les

3. LA JULIANETA

En­tre las ca­lles Por­tal de Mo­li­na y San­tia­go es­tá el edi­fi­cio más em­ble­má­ti­co de la ar­qui­tec­tu­ra po­pu­lar de Albarracín. Es una ca­si­ta de ye­so y ma­de­ra, de sor­pren­den­tes irre­gu­la­ri­da­des,que da­ta del si­glo XIV y que se ha re­con­ver­ti­do en talleres de ar­tis­tas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.