ZUM­BI­DOS EN EL OÍ­DO

Es­tar oyen­do per­ma­nen­te­men­te un rui­do al­te­ra el es­ta­do de áni­mo y ge­ne­ra mu­cho estrés

Rumore - - Actualidato -

CAU­SAS

Las cau­sas de la apa­ri­ción del tinnitus pue­den va­riar, aun­que la más fre­cuen­te sue­le ser la ex­po­si­ción al rui­do. Tam­bién se pue­de pro­du­cir por un trau­ma­tis­mo cra­neal, co­mo efec­to se­cun­da­rio de al­gu­nos me­di­ca­men­tos o pue­de es­tar re­la­cio­na­do con el estrés.

CON­SE­CUEN­CIAS

Los zum­bi­dos o pi­ti­dos en el oí­do oca­sio­na­dos por tinnitus o acú­fe­nos trans­for­man com­ple­ta­men­te la vi­da de los afec­ta­dos. Se cal­cu­la que más de un 50 % de las per­so­nas que su­fren tinnitus pue­den pre­sen­tar an­sie­dad o de­pre­sión, ade­más de las di­fi­cul­ta­des pa­ra dor­mir y el in­som­nio que pue­de cau­sar. Su efec­to en el oí­do no es el mis­mo en to­dos los afec­ta­dos. “Mien­tras al­gu­nas per­so­nas lo des­cri­ben co­mo un zum­bi­do, pa­ra otras pue­de ser co­mo el so­ni­do del agua, un chis­po­rro­teo e in­clu­so co­mo el la­ti­do del co­ra­zón”, ase­gu­ra el Dr. Juan Jo­sé Mar­tí­nez, je­fe de Asun­tos Mé­di­cos de La­bo­ra­to­rios Sal­vat.

DIAG­NÓS­TI­CO

Aun­que mu­chas per­so­nas sien­ten ver­güen­za o tie­nen mie­do del diag­nós­ti­co y no pi­den ayu­da, es fun­da­men­tal acu­dir a un es­pe­cia­lis­ta si sos­pe­cha­mos que po­de­mos te­ner tinnitus. Es cier­to que es un tras­torno cró­ni­co, pe­ro se pue­den to­mar di­fe­ren­tes me­di­das que ayu­den a me­jo­rar el bie­nes­tar de las per­so­nas que lo pa­de­cen. “Cuan­to an­tes se de­tec­te y se tra­te, más po­si­bi­li­da­des de dis­mi­nuir los sín­to­mas y evi­tar que em­peo­re exis­ti­rán”, co­men­ta el doc­tor Mar­tí­nez.

TRA­TA­MIEN­TOS

Ac­tual­men­te, los tra­ta­mien­tos exis­ten­tes pa­ra tra­tar el tinnitus se cen­tran en tres vías: pri­me­ro, en de­tec­tar la cau­sa ori­gi­nal y tratarla; se­gun­do, en me­jo­rar la ca­li­dad de vi­da del pa­cien­te; y ter­ce­ro, en ad­mi­nis­trar al­gu­nos com­ple­men­tos ali­men­ti­cios que ayu­dan a dis­mi­nuir las mo­les­tias que pro­vo­ca. Al­gu­nos de esos com­ple­men­tos lle­van en su com­po­si­ción mag­ne­sio, gink­go bi­lo­ba, me­la­to­ni­na, zinc, vitamina B, 5-hi­dro­xi­trip­tó­fano...

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.