AL­BA Y FE­LI­CIANO, EN LOS JUZ­GA­DOS

Lle­ga­ron por se­pa­ra­do: ella, son­rien­te y fe­liz; él, se­rio y con ca­ra de po­cos ami­gos

Rumore - - Sumario -

Es­toy bien, se­rá un en­cuen­tro ro­mán­ti­co”, de­cía con mu­cha iro­nía Al­ba Ca­rri­llo a su lle­ga­da a los juz­ga­dos de Po­zue­lo de Alar­cón (Ma­drid). Se ce­le­bra­ba el jui­cio que tie­ne con­tra su ex­ma­ri­do, al que re­cla­ma 500.000 eu­ros de los pri­me­ros seis me­ses de su ma­tri­mo­nio en los que to­da­vía es­ta­ban ca­sa­dos en ré­gi­men de ga­nan­cia­les. Re­cor­de­mos que la mo­de­lo ase­gu­ra ha­ber si­do en­ga­ña­da por Fe­li­ciano Ló­pez y su fa­mi­lia pa­ra fir­mar la se­pa­ra­ción de bie­nes y cree que le co­rres­pon­de par­te de las ga­nan­cias de él en ese pe­rio­do.

Por el mo­men­to, ni ella ni el te­nis­ta han da­do de­ta­lles so­bre lo que pasó den­tro de la sa­la. So­lo sa­be­mos que Fe­li­ciano sa­lió muy se­rio, sin ha­cer de­cla­ra­cio­nes. Sin em­bar­go, al­gu­nas in­for­ma­cio­nes afir­man que la pa­re­ja po­dría ha­ber lle­ga­do a un acuer­do que fa­vo­re­ce­ría a Al­ba.

La mo­de­lo lle­gó so­la... y muy ele­gan­te. Pan­ta­lón y top ne­gro con un abri­gui­to bi­co­lor de tweed.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.