SUS PE­LI­GRO­SAS CONQUISTAS

La nue­va vi­da del co­la­bo­ra­dor es pu­ro de­sen­freno y acu­mu­la conquistas con chi­cas jó­ve­nes y gua­pas. Te­ne­mos to­dos los da­tos

Rumore - - Sumario - EL RE­POR­TA­JE DE GUS­TA­VO GON­ZÁ­LEZ

Con to­das es­tas mu­je­res se di­ce que es­tá Ki­ko Ma­ta­mo­ros.

Es­tá en el ojo del hu­ra­cán no so­lo por sus su­pues­tos de­va­neos amo­ro­sos, tam­bién por las de­mo­le­do­ras de­cla­ra­cio­nes de su ex­mu­jer, en las que des­cu­bre la ca­ra me­nos ama­ble de Ki­ko Ma­ta­mo­ros. Su úl­ti­mo ca­ra a ca­ra te­le­vi­si­vo con Ale­jan­dro Al­ba­lá por su presunto ro­man­ce con So­fía Sues­cun fue de­plo­ra­ble, pe­ro él no se in­mu­ta y has­ta pa­re­ce di­ver­tir­le to­do es­to. Si­gue con su aje­trea­da vi­da de sol­te­ro co­mo si na­da e in­clu­so ali­men­ta la po­lé­mi­ca de su presunto co­que­teo con So­fía, a la que le lle­va ca­si 40 años. Le gus­tan jo­ven­ci­tas...

MAK0KE, ES­PAN­TA­DA

Se ave­ci­na tem­po­ral, por­que es­tán tras­cen­dien­do tan­tos y tan sór­di­dos de­ta­lles de su vi­da de sol­te­ro que has­ta Ma­ko­ke es­tá es­pan­ta­da. To­do el en­torno de la con­cur­san­te de GH VIP, fa­mi­lia y ami­gos, se ale­gra de la rup­tu­ra y le pi­den que no vuel­va a su la­do, por­que de­du­cen un fi­nal tris­te y com­pli­ca­do pa­ra el co­la­bo­ra­dor. Pre­fie­ren que es­té fue­ra de su al­can­ce en es­te pro­ce­so de au­to­des­truc­ción en el que creen que es­tá su­mi­do.

Los de­ta­lles de la nue­va vi­da de Ki­ko van tras­cen­dien­do, así co­mo los mo­ti­vos reales de la rup­tu­ra con su mu­jer. El pe­li­gro­so, tre­pi­dan­te e in­sen­sa­to rit­mo de vi­da en el que se ha­bía su­mer­gi­do fue lo que mo­ti­vó la se­pa­ra­ción. Ma­ko­ke des­cu­brió por una apli­ca­ción de mó­vil la ubi­ca­ción de su ma­ri­do en lo­ca­les de lu­ces de co­lo­res. Pe­ro es­ta no fue la gota que col­mó el vaso de su pa­cien­cia, sino la ayu­da eco­nó­mi­ca de Ma­ta­mo­ros a una ami­ga es­pe­cial. Eso sig­ni­fi­có el pun­to fi­nal de la re­la­ción y el pun­to de par­ti­da pa­ra que se co­no­cie­ran de­ta­lles de la nue­va vi­da o, más bien, de la real vi­da de su ma­ri­do...

El de­fen­sor de la au­dien­cia de Sál­va­me se ha jac­ta­do, con cier­ta arro­gan­cia, de dis­fru­tar a tope de su sol­te­ría. Los ru­mo­res y no­ti­cias de sus aven­tu­ras tie­nen un pun­to en co­mún: las mu­je­res con las que se le re­la­cio­na pa­re­cen clo­na­das. Son mo­re-

So­fía me pa­re­ce una chi­ca muy gua­pa, me di­vier­to con ella, no des­car­to que un día pue­da te­ner al­go con ella

nas, al­tas, muy gua­pas y to­das tie­nen vein­ti­po­cos años. La lis­ta es va­ria­da... Du­ran­te la re­la­ción con Ma­ko­ke, él mis­mo ha re­co­no­ci­do una des­leal­tad con una jo­ven­cí­si­ma mu­jer, muy gua­pa. Jimmy Gi­mé­nez-Ar­nau no ha du­da­do en con­tar que él la ex­hi­bía co­mo un tro­feo y se jac­ta­ba pú­bli­ca­men­te del ro­man­ce. Se­gún Die­go Ma­ta­mo­ros, la co­no­ció y con­quis­tó cuan­do ella te­nía so­lo 18 años y de­ta­lló que es­tu­vie­ron jun­tos ca­si dos años y que su pa­dre es­ta­ba per­di­da­men­te enamo­ra­do de ella. Su­ma y si­gue.

Lydia Lo­zano tam­bién ha ha­bla­do de otra jo­ven de las mis­mas ca­rac­te­rís­ti­cas con la que su com­pa­ñe­ro ce­nó en el re­ser­va­do de un res­tau­ran­te. Los que pu­die­ron ver en­tre las ren­di­jas con­ta­ron a la pe­rio­dis­ta que la pa­re­ja se be­sa­ba en­tre pla­to y pla­to. Lle­ga­ron y se fue­ron jun­tos del lo­cal. Ma­ta­mo­ros lo des­mien­te y ase­gu­ra que era la hi­ja de un ami­go que fa­lle­ció, a la que iba a ayu­dar a con­se­guir un tra­ba­jo. Sus ex­pli­ca­cio­nes no sue­nan con­vin­cen­tes.

MEN­SA­JES CON SO­FÍA

Pe­ro, sin du­da, su co­que­teo más po­lé­mi­co ha si­do el que man­tie­ne con So­fía Sues­cun. Am­bos han ne­ga­do el idi­lio, pe­ro hay mu­chos tes­ti­gos que co­rro­bo­ran la no­ti­cia y tam­bién exis­ten imá­ge­nes de ellos jun­tos que, cuan­do me­nos, son bas­tan­te ca­ri­ño­sas. Lo cier­to es que la na­va­rra cum­ple el ca­non de los gus­tos de Ki­ko. Las imá­ge­nes en las que se lo ve en­tre­ga­do a la jo­ven y en una in­ne­ga­ble ac­ti­tud de con­quis­ta lo de­la­tan.Ale­jan­dro Al­ba­lá, con el que la ga­na­do­ra de Su­per­vi­vien­tes aca­ba de rom­per, des­cu­brió men­sa­jes en­tre ellos, con noc­tur­ni­dad y ale­vo­sía, que irra­dia­ban com­pli­ci­dad y pa­sión. El pa­dre de Lau­ra siem­bra la du­da al re­co­no­cer que le en­can­ta­ría pa­sar más de un ra­to con So­fía, de­jan­do muy tur­bio el des­men­ti­do del idi­lio. Ella, por su par­te, ha di­cho que so­lo lo ve co­mo un pa­dre.Ve­re­mos si con el tiem­po no ren­ta­bi­li­za es­te te­ma...

La co­sa se com­pli­ca con las in­for­ma­cio­nes de Ki­ke Calleja, que afir­ma que la su­pues­ta aven­tu­ra con Sues­cun es una cor­ti­na de hu­mo pa­ra ta­par la ver­da­de­ra re­la­ción que tie­ne des­de ha­ce me­ses. Días atrás, el dia­rio di­gi­tal El Es­pa­ñol po­nía nom­bre, ape­lli­do y pro­fe­sión a la que cuen­tan que es la ver­da­de­ra pa­re­ja de Ma­ta­mo­ros des­de el ve­rano. Se lla­ma Nancy Snei­de, es una jo­ven mo­de­lo y es­tu­dia pa­ra ser aza­fa­ta de vue­lo.Atrac­ti­va y, có­mo no, al­ta y mo­re­na. Cuen­tan que él lle­va con dis­cre­ción el ro­man­ce, por­que le da im­por­tan­cia y tras­cen­den­cia. Se com­por­ta de una ma­ne­ra muy ga­lan­te con ella y la colma de re­ga­los de mar­ca y ce­nas en si­tios ca­ros.

Es­to le cho­ca mu­cho a Ma­ko­ke, da­da la de­li­ca­da si­tua­ción eco­nó­mi­ca

Las chi­cas con las que se le re­la­cio­na son clo­nes: de vein­ti­po­cos años, al­tas y mo­re­nas

de su ex. Pa­ra ri­zar el ri­zo, es­ta se­ma­na sur­gía una nue­va mu­jer en la vi­da del co­la­bo­ra­dor. Se­gún con­ta­ba el pe­rio­dis­ta An­to­nio Montero, ha­bría al­ter­na­do a Nancy con otra jo­ven, a la que ha­bría con­tac­ta­do por una red so­cial y con­quis­ta­do con ga­lan­te­ría.El pro­ble­ma es que la chi­ca en cues­tión es­tá pen­san­do en con­tar pú­bli­ca­men­te su cor­ta pe­ro tor­tuo­sa re­la­ción con Ma­ta­mo­ros y ha­blar de su otra ca­ra. Pa­re­ce que hay de­ta­lles muy sór­di­dos y que, si sa­len a la luz, de­ja­rían la ima­gen de Ki­ko muy da­ña­da. Ella des­ve­la da­tos de no­ches de des­va­ríos y de­ta­lles lle­nos de cru­de­za. La jo­ven es­tá es­pan­ta­da de la re­la­ción y no quie­re sa­ber na­da más de él.

SU OPI­NIÓN SO­BRE SPINA

Y mien­tras to­do es­to su­ce­de, el pro­ta­go­nis­ta del cu­le­brón nie­ga la ma­yor. Ha plan­ta­do ca­ra a Ma­ko­ke, ase­gu­ran­do que ha men­ti­do en la ex­clu­si­va que da­ba la se­ma­na pa­sa­da ha­blan­do de él y, qui­zá in­ten­tan­do des­viar la aten­ción, ha­bla de una po­si­ble re­la­ción fu­tu­ra de su ex con Tony Spina, el con­cur­san­te con el Ma­ko­ke ha he­cho bue­nas mi­gas en GH VIP: “Ojalá ten­ga al­go con él”.

Hay una su­pues­ta con­quis­ta que quie­re dar da­tos de­mo­le­do­res so­bre Ma­ta­mo­ros

La que ha si­do pa­re­ja de Ki­ko du­ran­te 20 años, ma­dre de su hi­ja pe­que­ña, di­ce no co­no­cer al hom­bre con el que ha com­par­ti­do me­dia vi­da. “Ha ha­bi­do co­sas que ha he­cho y me he da­do cuen­ta de que no es la per­so­na que yo pien­so que es. No lo quie­ro en mi vi­da más. He es­ta­do en­ga­ña­da”, ha con­fe­sa­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.