EN­TRE­VIS­TA A GUIO­MAR PUER­TA

La ac­triz bil­baí­na da el gran sal­to co­mo pro­ta­go­nis­ta en 45 re­vo­lu­cio­nes, nue­va se­rie de épo­ca de Bam­bú pa­ra Atres­me­dia

Rumore - - Sumario -

Gran par­te de su ca­rre­ra se desa­rro­lló en su tie­rra, el País Vas­co, don­de es re­co­no­ci­da por ha­ber da­do vi­da a Ta­nia Ugar­te en una de las se­ries más lon­ge­vas de la ETB 1,

Goen­ka­le. Ha­ce tres años dio el sal­to a la pan­ta­lla na­cio­nal co­mo Ca­ta­li­na de Aus­tria en Car­los, rey em­pe­ra­dor y pron­to la ve­re­mos en

45 re­vo­lu­cio­nes, la nue­va apues­ta de An­te­na 3, y en De­re­cho a so­ñar, la te­le­se­rie iné­di­ta de La 1. • ¿Có­mo lle­gó 45 re­vo­lu­cio­nes a tu vi­da?

Fue un pro­ce­so de cas­ting muy lar­go. Re­cuer­do que el pri­me­ro fue en mar­zo y cuan­do me co­mu­ni­ca­ron que me ha­bían co­gi­do, fue a me­dia­dos-fi­na­les de ju­nio. Des­de que lle­gó a mí, lo pe­leé to­do lo que pu­de. Es un sue­ño ha­cer una se­rie así, me en­can­ta la épo­ca y la mú­si­ca, y de­fen­der a un per­so­na­je tan trans­gre­sor co­mo Ma­ri­bel. • Tu per­so­na­je es­tá ba­sa­do en Ma­ri­ní Ca­lle­jo, la pro­duc­to­ra mu­si­cal en la som­bra de gran­des gru­pos de los 60 co­mo Fór­mu­laV o Los Brin­cos... Re­ci­bí to­da la in­for­ma­ción una vez que me eli­gie­ron y es­tu­ve ha­blan­do con Da­vid Pi­ni­llos, el di­rec­tor, y con Ra­món Cam­pos, guio­nis­ta pro­duc­tor, y me pu­sie­ron al día so­bre es­ta mu­jer. Hay muy po­co es­cri­to so­bre ella, lo cual es lla­ma­ti­vo. Es muy re­pre­sen­ta­ti­vo del pa­pel que te­nían las mu­je­res en aque­lla épo­ca. • Ella era mú­si­ca y com­po­si­to­ra. ¿Tie­nes for­ma­ción mu­si­cal? No ten­go la for­ma­ción de ella, aun­que cuan­do era pe­que­ña acu­dí al con­ser­va­to­rio a apren­der sol­feo. Re­ci­bí cla­ses de piano de una coach que me ayu­da en las es­ce­nas. Era un te­ma que me preo­cu­pa­ba mu­chí­si­mo, por­que ten­go mu­cho res­pe­to por los mú­si­cos y que­ría ha­cer un buen tra­ba­jo, me es­for­cé pa­ra lo­grar un buen re­sul­ta­do. He tra­ta­do de to­car to­das las pie­zas pa­ra que sea lo más real po­si­ble. • Ma­ri­bel no so­lo te­nía que ha­cer­se un hue­co en el mun­do de la mú­si­ca, tam­bién de­bía ha­cér­se­lo en­ten­der a su fa­mi­lia... Gran par­te de su tra­ma va a gi­rar en torno a ese en­fren­ta­mien­to con su círcu­lo más ín­ti­mo en de­fen­sa de lo que ama­ba. Ella quie­re ha­cer­les ver que hay otras po­si­bi­li­da­des pa­ra una mu­jer que ca­sar­se, te­ner hi­jos y ser ama de ca­sa. • ¿De qué es Ma­ri­bel ca­paz por el éxi­to pro­fe­sio­nal? Sa­ber lo que quie­res y lu­char por ello no tie­ne na­da ma­lo, que es el ca­so de es­tos per­so­na­jes. Ella desea ser la me­jor pro­duc­to­ra mu­si­cal y no tie­ne mie­do a de­cir­lo, con­se­guir­lo y pe­lear. ¿Qué es­tá dis­pues­ta a ha­cer? Lo ve­re­mos a lo lar­go de los epi­so­dios.

@guio­mar­puer­ta

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.