LA ES­PAL­DA

Co­rri­ge las si­guien­tes pos­tu­ras que te in­di­ca el ex­per­to y evi­ta­rás que tu es­pal­da su­fra

Rumore - - Actualidato -

Pa­ra que tu es­pal­da no aca­be co­mo la de Ma­rio, ten en cuen­ta cuá­les son los mo­vi­mien­tos y ges­tos que ha­ce­mos mal y que nos pro­vo­can do­lor, de la mano de Ata Pou­ra­mi­ni, di­rec­tor de Qui­ro­prac­tic Va­len­cia y au­tor de Es­cue­la de la Es­pal­da.

1 ES­TOR­NU­DOS

“Es­tor­nu­dar a me­nu­do sin ex­pul­sar to­do el ai­re pue­de lle­gar a pro­du­cir­nos un pro­lap­so dis­cal e in­clu­so una her­nia dis­cal, si la per­so­na tie­ne pre­dis­po­si­ción a pa­de­cer es­ta do­len­cia”, ex­pli­ca Pou­ra­mi­ni.

2 LEER EN LA CA­MA

Leer en la ca­ma con las pier­nas rec­tas pro­du­ce el mis­mo efec­to que el aga­char­nos mal. Es te­rri­ble pa­ra las lum­ba­res. Si lo ha­ce­mos a dia­rio, nos va a per­ju­di­car mu­cho, con do­lo­res cró­ni­cos de es­pal­da.

3 EL BOL­SO

Lle­var­lo en el mis­mo hom­bro mu­chos años te pue­de dar pro­ble­mas se­rios de co­lum­na, por la pér­di­da de equi­li­brio cons­tan­te al que la so­me­te­mos.

4 LA POS­TU­RA DE LA LA­VA­DO­RA

“Aga­char­nos y gi­rar­nos en la mis­ma pos­tu­ra, lo que ha­ce­mos exac­ta­men­te al po­ner la la­va­do­ra, es ma­lí­si­mo pa­ra los dis­cos y las vér­te­bras de las lum­ba­res”, ex­pli­ca.

5 EL PA­PEL DEL BA­ÑO

Si co­lo­cas el pa­pel hi­gié­ni­co de­trás del uri­na­rio, es­to te obli­ga a gi­rar­te, adop­tan­do una pos­tu­ra ma­lí­si­ma so­bre to­do pa­ra la zo­na cer­vi­cal.

6 SÍN­DRO­ME DEL BILLETERO

Tie­ne su ori­gen en el há­bi­to mas­cu­lino de lle­var la car­te­ra, bien re­ple­ta de do­cu­men­tos, en uno de los bol­si­llos tra­se­ros del pan­ta­lón.

“Al tra­tar­se de un pe­so dia­rio, po­de­mos lle­gar a des­com­pen­sar la co­lum­na, pin­zan­do el ner­vio ciá­ti­co.”

7 TA­CO­NES

“Su uso pro­lon­ga­do pue­de dar lu­gar a le­sio­nes co­mo el neu­ro­ma de Mor­ton (irri­ta­ción del ner­vio del pie si­tua­do en­tre los dedos ter­ce­ro y cuar­to) y la es­pon­di­lo­lis­te­sis, el des­pla­za­mien­to de una vér­te­bra lum­bar so­bre otra in­fe­rior.”

8 ABU­SO DEL MÓ­VIL

La pos­tu­ra an­ti­na­tu­ral de mi­rar ha­cia aba­jo pa­ra es­cri­bir en el te­cla­do del smartp­ho­ne equi­va­le a car­gar so­bre nues­tros hom­bros el pe­so de un ni­ño de ocho años.

9 SE­DEN­TA­RIS­MO

“Pa­sar ocho ho­ras sen­ta­dos al día no so­lo per­ju­di­ca la es­pal­da, sino la sa­lud en ge­ne­ral. Pa­ra com­ba­tir­lo hay que in­tro­du­cir el mo­vi­mien­to en nues­tra ru­ti­na dia­ria: 20 mi­nu­tos de pie, ocho mi­nu­tos sen­ta­dos y dos en mo­vi­mien­to”, ex­pli­ca Pou­ra­mi­ni.

10 BRA­ZO POR LA VEN­TA­NI­LLA

Con­du­cir con un bra­zo por la ven­ta­ni­lla pue­de cau­sar ten­di­ni­tis del su­pra­es­pi­no­so, una in­fla­ma­ción del hom­bro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.