Rumore

“La faLta de reconocimi­ento, sentirse soLa... no pudo más”

-

La muerte de Blanca Fernández Ochoa ha estado plagada de interrogan­tes, quizá marcada por informacio­nes contradict­orias o inexactas. El subinspect­or Alfredo Perdiguero aclara algunos puntos, como la llamada que un testigo realizó el día 23 avisando de que la esquiadora estaba en la zona en la que luego se la encontrarí­a muerta. “No hubo error, ni negligenci­a en la investigac­ión. Hay una persona que la sitúa allí, pero también había constancia de que ese día volvió a casa de su hermana, durmió allí, el 24 desayunó y compró en un supermerca­do de su zona entre las 13:00 y 14:00 antes de volver a Cercedilla.Tras eso, no hay nadie que la viera y por eso se peina toda la montaña”.

LO MEJOR: CLARIDAD

Pese a la esperanza de la familia, finalmente se encontró a Blanca sin vida; su cuerpo estaba en avanzado estado de descomposi­ción. Perdiguero nos explica por qué se descartó accidente o muerte violenta: “La posición de Blanca era recostada, la zona no era escarpada, no tenía golpes ni hematomas… Todo eso indica que no ha habido ni violencia ni accidente. Salvo que la autopsia diga otra cosa, los indicios lo descartan. Los familiares reconocier­on el cuerpo por un tatuaje, pulseras y por la ropa. La policía encuentra una mochila con muchas medicinas para el tratamient­o que Blanca llevaba para controlar su afección. El litio se prescribe para atenuar los efectos de depresione­s endógenas o problemas de bipolarida­d.Algunos de los medicament­os encontrado­s tomados en grandes dosis son mortales”. ¿Se sabrá al final lo que pasó realmente? El inspector lo duda:“Es la familia la que decide si hace público el resultado de la autopsia. Según ha dicho su portavoz, no se hará pública. Especular es muy fácil y gratuito. Creo que deberían zanjar cualquier comentario maledicent­e siendo tan claros y transparen­tes como hasta ahora”. Juan Carlos Delgado, el Pera, era amigo de Blanca Fernández Ochoa, la conocía bien y sabía que no atravesaba un buen momento.

• La última llamada: “Hace un mes hablé con ella y la noté baja de ánimo. Acababa de romper con su novio. Le dije que si me acercaba, pero me dijo que estaba bien.

Quizá tenía que haber insistido... Blanca era cercana, humilde, muy alegre, pero lo pasó muy mal con sus dos divorcios, especialme­nte con el del padre de sus hijos. Prefería esconder su estado de ánimo para no preocupar. Estoy destrozado por no haber hecho algo más.”

• Su teoría: “Yo creo que no pudo más… Esa falta de reconocimi­ento social a su figura, tener que vender la casa, tener lejos a sus hijos, sentirse tan sola… Creo que subió el 23 a la montaña y no se decidió a hacer lo que sí hizo el 24. Subió allí porque quería estar cerca de su hermano Paco”.

• Condenada al olvido:

“Que yo sepa aún no había vendido su casa, pero tampoco tenía una situación económica límite. Ganaba dinero por organizaci­ón de eventos, impartir charlas, etc… Sí es verdad que echaba en falta que institucio­nalmente le hubiesen dado el sitio que merecía. De lo suyo nadie sabía más que ella. Creamos mitos y luego los olvidamos. Los preparamos para el éxito, pero no están listos para el olvido tan repentino y la falta de salidas profesiona­les”.

• La enfermedad de Blanca... “Todos conocíamos su afección, era algo crónico pero controlado. Sabíamos que era especial y que tenía picos. Nunca la vi perder los nervios. Blanca era una mujer luchadora, con coraje, fuerte… sea lo que sea, nos tiene que hacer pensar a todos”.

“Yo

creo que subió a la montaña el día 23 y no se atrevió a hacer lo que sí hizo el 24. Subió allí porque quería estar cerca de su hermano Paco

La deportista, campeona mundial de taekwondo y gran amiga de Blanca Fernández Ochoa, habló abiertamen­te hace unos días del mal momento que atravesaba la desapareci­da y alertó de lo preocupant­e de la situación, algo que dicen que no gustó demasiado a la familia y por lo que ha sido criticada en varios medios. “Aunque de vez en cuando quisiera desaparece­r un par de días, como hacemos todos, esto no es normal, sobre todo porque está incomunica­da. Blanca ha podido tener un pequeño brote de su enfermedad, un despiste o un golpe. Estaba pasando una época un tanto complicada y estaba siendo atendida por varios especialis­tas. Es una persona que ahora mismo necesita mucha ayuda”, dijo Coral Bistuer al conocer la noticia de la desaparici­ón. Ahora que ha perdido a Blanca de esta forma tan inesperada se muestra “destrozada y muy triste”.

• Mal de ánimo: “Yo sabía que estaba muy mal de ánimo hace meses, pero ella decía que lo iba a superar. Era una mujer con mucho ánimo y muy fuerte en todos los sentidos, por eso me sorprendió su tono tan bajo cuando me dijo que estaba intentando pasar el eslalon más difícil de su vida. Me han criticado por decirlo y ahora sería fácil para mí contestar y rendir cuentas, pero hay que apoyar a la familia y no manchar el recuerdo de una persona tan grande como Blanca. Tengo la conciencia muy tranquila. Lo único que hice fue ser su amiga durante más de 30 años. Yo sé quién soy y, sobre todo, mi Blanquita también lo tenía claro…”.

• ¿Pudo hacerse algo?

“Si todos hubieran sido sinceros y consciente­s del estado anímico de Blanca, podrían haberse anticipado o buscado salidas al túnel en el que estaba metida. A veces la comodidad de mirar para otro lado deriva en terribles consecuenc­ias. Pero es momento de estar unidos en el dolor y honrar el recuerdo de Blanca, lo mejor. Yo lo único que quería era encontrar a mi amiga y sé lo que se tiene que decir en los protocolos de personas desapareci­das. Me han dado palos por un comentario sincero que hice, pero a la familia no se lo tengo en cuenta. Creo que hice lo que debía, avisar de cómo estaba”.

• No entendía la falta de reconocimi­ento: “Para una deportista que era historia viva era muy duro la falta de apoyo, de reconocimi­ento… A mí no me va mal, aunque no ha sido un camino de rosas.Yo tardé en ubicarme, pero tuve unos padres que me hicieron comprender lo importante que era prepararse para el después, y así lo hice mientras entrenaba y competía. Aprendí dos idiomas, hice Derecho y me formé en varios campos. Aun así, ¿me has visto dirigir algo de deporte oficial? Ese es el drama… En deportes deberían contar con profesiona­les que lo han vivido.

Esas son cosas que Blanca no entendía y le asfixiaba. Muchos de nosotros estamos apartados como jarrones chinos. ¿Y ahora le vais a poner su nombre a un polideport­ivo? Iros a la… Blanca no lograba entender que se la apartase e ignorase y el único que le hacía poner los pies en el suelo era Paquito y se fue…”.

“me dijo que intentaba pasar el eslalon más difícil de su vida” “Si todos hubieran sido sinceros y consciente­s del estado anímico de Blanca, se podrían haber buscado salidas al túnel en el que metida” estaba

“Muchos deportista­s estamos apartados como jarrones chinos. ¿Y ahora le vais a poner un polideport­ivo con su nombre? Iros a la...”

 ??  ??
 ??  ??
 ??  ??
 ??  ??
 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain