25

Runner's World (Spain) - - Recomendación -

Su­fro un pin­za­mien­to en el ner­vio ciá­ti­co que me im­pi­de co­rrer con nor­ma­li­dad. He he­cho reha­bi­li­ta­ción con mé­di­cos, fi­sio­te­ra­peu­tas y os­teó­pa­tas, pe­ro no lo­gro re­cu­pe­rar­me del to­do. Sien­to co­mo una com­pre­sión mus­cu­lar que lle­ga al ner­vio. Ten­go to­do ti­po de prue­bas diag­nós­ti­cas, pe­ro no re­ve­lan pro­ble­ma al­guno. No sé qué más ha­cer.

El más po­pu­lar ori­gen de la “fal­sa ciá­ti­ca” es la com­pre­sión de es­te po­ten­te ner­vio a su sa­li­da por los la­te­ra­les del hue­so sa­cro ha­cia la zo­na glú­tea, ori­gi­nan­do un fuer­te do­lor a la pre­sión en la zo­na cen­tral del glú­teo ma­yor, que pue­de irra­diar­se mus­lo aba­jo. Y di­go mus­lo por­que nun­ca lle­ga más allá de la par­te pos­te­rior de la ro­di­lla. Es de­cir, no ba­ja a la pier­na o al pie, co­mo ha­cen las ver­da­de­ras ciá­ti­cas de ori­gen dis­cal. Se de­no­mi­na “sín­dro­me del pi­ra­midal” a la com­pre­sión que uno de es­tos múscu­los ro­ta­do­res, el pi­ri­for­me o pi­ra­midal de la pel­vis, ejer­ce so­bre el gran ner­vio ciá­ti­co, y es una si­tua­ción clí­ni­ca bas­tan­te fre­cuen­te en co­rre­do­res. Los mé­di­cos de ca­be­ce­ra ven me­nos es­te ti­po de do­len­cias y los trau­ma­tó­lo­gos no de­por­ti­vos pue­den te­ner di­fi­cul­ta­des pa­ra iden­ti­fi­car­las co­mo tal.

Un buen te­ra­peu­ta ma­nual de­be eje­cu­tar la ma­ni­pu­la­ción pél­vi­ca del hue­so sa­cro y des­pués se de­be rea­li­zar una co­rrec­ta en­se­ñan­za de los ejer­ci­cios de es­ti­ra­mien­to al co­rre­dor (mu­chos atle­tas di­cen es­ti­rar bien es­te múscu­lo, pe­ro po­cos ma­ti­zan y com­ple­tan bien es­te es­ti­ra­mien­to, es re­la­ti­va­men­te fá­cil equi­vo­car­te con otros ro­ta­do­res co­mo los glú­teos me­dio, ma­yor o me­nor).

Res­pec­to a las prue­bas com­ple­men­ta­rias, to­das sal­drán ne­ga­ti­vas. Un buen mé­di­co no in­ter­pre­ta prue­bas au­xi­lia­res y de ahí de­du­ce qué tie­ne el pa­cien­te; más bien ex­plo­ra en pri­mer lu­gar, bus­can­do sín­to­mas y sig­nos clí­ni­cos que jun­to al in­te­rro­ga­to­rio o anam­ne­sis al pa­cien­te le orien­ta­rán ha­cia dón­de van los ti­ros. Lue­go, y só­lo en ca­so de du­da, pi­de esas prue­bas. Por des­gra­cia,es­te sín­dro­me com­pre­si­vo que pa­de­ces y que se diag­nos­ti­ca con las ma­nos, te lo han diag­nos­ti­ca­do con los ojos. El tra­ta­mien­to tam­bién

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.