Ales­san­dra Agui­lar

No ha ha­bi­do en los úl­ti­mos tiem­pos una ma­ra­to­nia­na es­pa­ño­la tan sol­ven­te co­mo ella. Top 10 en Eu­ro­peo y Mun­dial. Una re­gu­la­ri­dad in­sul­tan­te por de­ba­jo de 2:30, mu­chos ki­ló­me­tros que con­tar, mu­chas sue­las que po­drían re­la­tar his­to­rias fas­ci­nan­tes.

Runner's World (Spain) - - Mundo Runner Con Los Pies Por Delante -

LA VI­SIÓN DE LA ATLE­TA ga­lle­ga so­bre el re­ves­ti­mien­to de sus pies va más allá de una me­ra re­la­ción con­trac­tual. Pa­ra ella las za­pa­ti­llas “lo sig­ni­fi­can to­do. Es fun­da­men­tal in­ver­tir en ellas. Pro­te­gen nues­tros pies, nues­tras ar­ti­cu­la­cio­nes... ¡Y nos ayu­dan a con­se­guir los sue­ños! Son nues­tras más fie­les com­pa­ñe­ras de en­tre­na­mien­tos, nos acom­pa­ñan du­ran­te to­dos los ki­ló­me­tros que re­co­rre­mos... Yo las cui­do y mi­mo co­mo me cui­do y me mi­mo a mí mis­ma”.

To­da­vía se le ilu­mi­na la son­ri­sa cuan­do re­cuer­da sus pri­me­ros cla­vos, que le “hi­cie­ron mu­cha ilu­sión por­que te­nía diez años y era co­mo dar un sal­to de ca­li­dad. Ca­si to­das las ni­ñas co­rría­mos con el mis­mo mo­de­lo. Me gus­ta­ron tan­to, que to­da­vía las ten­go guar­da­das en casa de mis pa­dres”.

Re­gre­san­do al fu­tu­ro, a su úl­ti­ma ad­qui­si­ción, la Dy­naFly­te, cuen­ta que “me en­can­ta, es muy li­ge­ra. Me ha sor­pren­di­do mu­cho su evo­lu­ción por­que no so­lo es que sean li­via­nas; ade­más tie­nen una bue­na amor­ti­gua­ción. Ya he he­cho fartlek con ellas, tam­bién cues­tas, y el re­sul­ta­do ha si­do tan bueno que se han su­ma­do a las Cu­mu­lus y las Nim­bus co­mo mis fa­vo­ri­tas a la ho­ra de en­tre­nar”.

Ales­san­dra no lle­va un con­trol ex­haus­ti­vo de las za­pa­ti­llas que man­da al ver­te­de­ro a lo lar­go del cur­so, pues “creo que me asus­ta­ría”, pe­ro ima­gi­na que son bas­tan­tes. Ca­da mes y me­dio ju­bi­la las “za­pa­ti­lla ba­se”, ya que cuan­do es­tá in­mis­cui­da en la pre­pa­ra­ción de los 42,195 ki­ló­me­tros, el vo­lu­men es tan al­to que el cal­za­do se aca­ba des­gas­tan­do y la amor­ti­gua­ción “ya no es lo mis­ma”. Lle­ga­dos a ese pun­to, es me­jor cam­biar­las “pa­ra pro­te­ger nues­tra sa­lud”.

Cuan­do sa­le vic­to­rio­sa de su com­ba­te con­tra Fi­lí­pi­des acos­tum­bra a guar­dar las za­pa­ti­llas que le ayu­dan en el ca­mino, pe­ro “nun­ca co­rro un ma­ra­tón con el mis­mo par. Es más, la za­pa­ti­lla con la que voy a com­pe­tir la prue­bo en un en­tre­na­mien­to me­dia­na­men­te lar­go y ya es­tá, la si­guien­te vez es el día de la ca­rre­ra. La con­ser­vo des­pués no so­lo si he con­se­gui­do un buen re­gis­tro o una bue­na po­si­ción, tam­bién si las co­sas han ido mal. Ten­go to­das”.

Lo que re­sul­ta in­ne­go­cia­ble an­tes de echar­se al as­fal­to du­ran­te al­re­de­dor de dos ho­ras y me­dia, es el mo­de­lo: “Asics DS Trai­ner. Aun­que va­ya va­rian­do con el pa­so de las edi­cio­nes, man­tie­ne in­tac­tas sus ca­rac­te­rís­ti­cas prin­ci­pa­les”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.