TRAS UN ES­GUIN­CE DE TO­BI­LLO GRA­DO 2, ¿CÓ­MO RE­TO­MAR LOS EN­TRE­NA­MIEN­TOS?

Runner's World (Spain) - - Marca Personal -

Cuan­do el es­guin­ce con­lle­va una ro­tu­ra de fi­bras li­ga­men­to­sas, co­mo es el ca­so que nos ocu­pa, hay que re­cu­pe­rar la bue­na in­te­gri­dad de los li­ga­men­tos. Tam­bién es muy im­por­tan­te que és­tos re­cu­pe­ren su “ha­bi­li­dad”, pues así ga­ran­ti­za­re­mos que no ha­ya re­caí­das o re­ci­di­vas.

Si la te­ra­pia fí­si­ca se ha rea­li­za­do co­rrec­ta­men­te, el to­bi­llo po­drá rea­li­zar una fle­xo-ex­ten­sión ple­na. Pue­des co­rro­bo­rar­lo ha­cien­do el mo­vi­mien­to de lle­var el pie ha­cia la pier­na y vi­ce­ver­sa. Tam­bién po­drás efec­tuar mo­vi­mien­tos la­te­ra­les sin mo­les­tias. En cuan­to a los mo­vi­mien­tos ro­ta­to­rios, apo­ya­do en una pa­red pue­des gi­rar la pun­ta del pie ha­cia fue­ra o aden­tro sin do­lor ni li­mi­ta­ción al­gu­na. Si pa­sas sin pro­ble­mas es­tos sen­ci­llos tests, pue­des em­pe­zar a ro­dar du­ran­te los pri­me­ros diez días ca­da dos. No de­bes so­bre­pa­sar la me­dia ho­ra de du­ra­ción y el te­rreno ha de ser muy llano. An­tes de co­rrer con­vie­ne rea­li­zar al­gu­nos mo­vi­mien­tos de ca­len­ta­mien­to. So­bre to­do, ejer­ci­cios de equi­li­brio a la pa­ta co­ja con dos apo­yos, con un apo­yo y sin ellos. Se­ría con­ve­nien­te que du­ran­te las pri­me­ras se­sio­nes lle­va­ras co­lo­ca­do un ven­da­je fun­cio­nal pa­ra no uti­li­zar al li­ga­men­to da­ña­do del mis­mo mo­do que el res­to. Si tus tor­ce­du­ras son re­cu­rren­tes y ya eres “ve­te­rano” en las le­sio­nes de ese to­bi­llo, cuan­do en­tre­nes con­vie­ne lle­var es­te ti­po de ven­da­jes las seis pri­me­ras se­ma­nas. No es acon­se­ja­ble que com­pi­tas en es­te pe­rio­do.

Al fi­na­li­zar el ejer­ci­cio de­be­rás po­ner hielo y la pier­na en al­to por es­pa­cio de, al me­nos, vein­te mi­nu­tos. Ob­ser­va­rás que al fi­na­li­zar el día se si­gue hin­chan­do un po­co. La pre­ven­ción de la in­fla­ma­ción del to­bi­llo que ejer­ce el hielo nos ha­ce acon­se­jar­lo du­ran­te el pri­mer mes de en­tre­na­mien­tos. La pre­cau­ción en es­tas seis pri­me­ras se­ma­nas ga­ran­ti­za la no re­caí­da y el buen for­ta­le­ci­mien­to de es­ta im­por­tan­te ar­ti­cu­la­ción.

P R E G U N TA A L D O C T O R

Di­rec­tor del Cen­tro de Re­cu­pe­ra­ción Fun­cio­nalde Ma­dridHer­nán Sil­ván,

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.