Zu­rich Ma­ra­tón de San Se­bas­tián

La Zu­rich Ma­ra­tón de San Se­bas­tián con­gre­gó a mi­les de co­rre­do­res que dis­fru­ta­ron de una ciu­dad úni­ca pa­ra la prác­ti­ca de­por­ti­va

Runner's World (Spain) - - Sumario - Pon Ka­rel López Fo­tos Fé­lix Sán­chez

Te con­ta­mos lo que dio de sí la dispu­ta del se­gun­do ma­ra­tón más an­ti­guo de Es­pa­ña.

NO PIEN­SEN POR EL TI­TU­LAR que Usain Bolt pi­só el 25 de no­viem­bre, día en el que se dis­pu­tó la 41 edi­ción de la Zu­rich Ma­ra­tón de San Se­bas­tián, la pla­ya de La Con­cha. El ve­lo­cis­ta ja­mai­cano, apo­da­do ‘el ra­yo’ por su ra­pi­dez, dis­fru­ta ha­bi­tual­men­te en otros are­na­les a los que po­co tie­nen que en­vi­diar los de la ca­pi­tal gui­puz­coa­na. De mo­men­to, a Bolt no se le es­pe­ra por Do­nos­tia, una ciu­dad con una tra­di­ción atlé­ti­ca in­creí­ble (la se­gun­da ma­ra­tón más an­ti­gua de Es­pa­ña, una Co­pa del Mun­do de ma­ra­tón, un Cross In­ter­na­cio­nal de gran tra­di­ción, un Eu­ro­peo in­door a sus es­pal­das…) en la que el de­por­te se vi­ve co­mo en prác­ti­ca­men­te nin­gu­na par­te. Aun­que quién sa­be si al­gún año se ani­ma­rá…

Pe­ro aho­ra, va­mos al grano. Y nun­ca me­jor di­cho… El que fue un ra­yo en San Se­bas­tián, pa­san­do en cua­tro oca­sio­nes jun­to a la pla­ya de La Con­cha, fue el ke­niano Da­vid Ki­prono Met­to. 2:11:10 fue su tiem­po fi­nal en una ca­rre­ra en la que, has­ta más allá del ecua­dor, se lle­gó a so­ñar in­clu­so con ba­tir un ré­cord de la prue­ba que es del año 2002 (Ti­mothy Che­ri­gat: 2:09:34).

Des­car­gó por la no­che lo que no es­ta­ba es­cri­to. Llo­vió a ma­res po­cas ho­ras des­pués de que los ni­ños y ni­ñas dis­fru­ta­ran con la Zu­rich Ma­ra­toi Txi­ki Fes­ta (la fies­ta pa­ra los pe­que­ños de la ca­sa, en la que, co­rrien­do di­fe­ren­tes dis­tan­cias, cru­zan el día pre­vio la mis­ma me­ta que los ma­yo­res). E in­clu­so hi­zo ac­to de pre­sen­cia al­gún que otro ra­yo que ilu­mi­nó la pe­que­ña pe­ro be­lla ciu­dad. Era la pre­via per­fec­ta. Sí, per­fec­ta por­que de­jó de caer mi­nu­tos an­tes de la ho­ra mar­ca­da por mu­chos en su ca­len­da­rio.

Cer­ca de una de­ce­na de atle­tas afri­ca­nos, con dos lie­bres de ga­ran­tías a la ca­be­za (una de ellas, el eri­treo Oku­bay Tse­gay, top 10 en la Ma­ra­tón de Berlín en la que Kip­cho­ge ba­tió el ré­cord del mun­do), dis­fru­ta­ban de la ca­rre­ra y de los áni­mos del pú­bli­co. Po­co a po­co iban ca­yen­do atle­tas y, fue una vez pa­sa­do el ki­ló­me­tro 30, mo­men­to en el que la lie­bre se re­ti­ró, cuan­do se ra­len­ti­zó el rit­mo.

Ca­yó al­gu­na que otra go­ta de agua (el tra­di­cio­nal si­ri­mi­ri vas­co) du­ran­te unos po­cos ki­ló­me­tros y Met­to, que ve­nía de ga­nar dos me­ses an­tes en Var­so­via, se es­ca­pó jus­to en el mo­men­to que veía, so­bre to­do, la ame­na­za del etío­pe Hai­ma­not Ma­teb Mu­lu­neh (en to­do mo­men­to ce­rran­do el gru­po de ca­be­za, guar­dan­do fuer­zas), ter­ce­ro fi­nal­men­te tras Noah Kan­go­go Kip­soi. Los tres me­jo­ra­ron sus re­gis­tros per­so­na­les.

En ca­be­za de ca­rre­ra de la ca­rre­ra fe­me­ni­na, con la etío­pe Chal­tu Ne­ges­se Cha­wo si­guien­do los pa­sos del ul­tra­fon­dis­ta lo­cal Asier Cue­vas, se vio un top 10 de lo más in­ter­na­cio­nal: seis de las pri­me­ras mu­je­res fue­ron ex­tran­je­ras (cin­co na­cio­na­li­da­des). Cha­wo, que me­jo­ró en más de cin­co mi­nu­tos su me­jor re­gis­tro, se im­pu­so con 2:35:23, se­gui­da por la bri­tá­ni­ca Ei­lidh Bell y por la ga­la Cé­ci­le Kempf.

ES DI­FE­REN­TE

Co­rrer en San Se­bas­tián tie­ne un co­lor es­pe­cial. Lo sa­ben en mu­chas par­tes del mun­do, y es esa la ra­zón prin­ci­pal por la que, ca­da año, son más los ex­tran­je­ros que vi­si­tan la ciu­dad vas­ca. El 25 de no­viem­bre, el 35% de los 2.340 fi­nis­hers en la dis­tan­cia de ma­ra­tón fue­ron co­rre­do­res fo­rá­neos; más del 13% de los que lle­ga­ron a me­ta en la dis­tan­cia rei­na fue­ron mu­je­res, un por­cen­ta­je que cre­ce y cre­ce. Y en la edi­ción del año que vie­ne (ins­crip­cio­nes ya abier­tas en la web ofi­cial; 24 de no­viem­bre), se es­pe­ra que sean aún más.

En to­tal, su­man­do las tres dis­tan­cias (ma­ra­tón, me­dia y 10K), 6.000 co­rre­do­res al­can­za­ron la me­ta de Anoe­ta. Año tras año, más del 60% de los par­ti­ci­pan­tes me­jo­ra su mar­ca per­so­nal y el 14% de los fi­nis­hers ba­jó de las tres ho­ras en 2018, con­fir­man­do que ha­blar de la Zu­rich Ma­ra­tón de San Se­bas­tián es ha­cer­lo de una ma­ra­tón rá­pi­da en la que se co­rre más que Bolt, el ra­yo. Al me­nos en dis­tan­cia, así es.

Da­vid Kir­pono Met­to cru­zó la cin­ta tras una ca­rre­ra muy sol­ven­te (y de tre­men­da in­te­li­gen­cia tác­ti­ca) en la que in­vir­tió 2:11.10.

Chal­tu Ne­ges­se Cha­wo es la nueva je­fa de la prue­ba. Mues­tra de su tre­men­do em­pe­ño es que re­ba­jó su mar­ca per­so­nal más de cin­co mi­nu­tos.

Zu­rich Ma­ra­toi Txi­ki Fes­ta, una opor­tu­ni­dad de dis­fru­tar con la pa­sión que le po­nen los co­rre­do­res del futuro; sin du­da una de las imá­ge­nes más en­tra­ña­bles del even­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.