EL NOR­TE TAM­BIÉN EXIS­TE

Rutas del Mundo - - EL VIAJE DE TU VIDA -

Tai­lan­dia es co­no­ci­do por vi­si­tan­tes de los cin­co con­ti­nen­tes por sus be­llas pla­yas, sus ho­te­les y la vi­ta­li­dad de Bang­kok. Pe­ro no es así to­do el país. El nor­te ha per­ma­ne­ci­do his­tó­ri­ca­men­te apar­ta­do pa­ra la ma­yo­ría de los tu­ris­tas. ¿Có­mo ha lo­gra­do la zo­na más sep­ten­trio­nal del vie­jo Siam so­bre­vi­vir a la ma­rea del tu­ris­mo? ¿Por qué ha con­se­gui­do man­te­ner­se sal­va­je y ca­si vir­gen?

Por ello es­ta­mos aquí pa­ra des­cu­brir­lo, frente a los res­tos de una mu­ra­lla que an­ti­gua­men­te en­cua­dra­ba lo que hoy se co­no­ce co­mo el cas­co an­ti­guo de la ciu­dad de Chiang Mai, la se­gun­da lo­ca­li­dad en im­por­tan­cia de Tai­lan­dia. Y, ¿por qué Chiang Mai? La res­pues­ta es bien sen­ci­lla: es uno los lu­ga­res más tran­qui­los y aco­ge­do­res del país, la ciu­dad de los tem­plos. Pe­ro so­bre to­do por­que es la puer­ta pa­ra en­trar en esa fa­bu­lo­sa re­gión que es el nor­te de Tai­lan­dia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.