El re­na­cer de un clá­si­co

El más mí­ti­co de los ho­te­les uti­li­za­dos por los via­je­ros del Orient Ex­press ha si­do re­for­ma­do. Re­na­ce uno de los más famosos ho­te­les de Eu­ro­pa y un mi­to de la be­lla Es­tam­bul.

Rutas del Mundo - - POR LOS SIETE MARES: GRAND HOTEL - Oriol Pu­gés Periodista

Des­de sus orí­ge­nes, el Pe­ra Pa­la­ce es­ta­ba lla­ma­do a con­ver­tir­se en le­yen­da. Na­ció en 1895 pa­ra hos­pe­dar a los pa­sa­je­ros del re­cién inau­gu­ra­do tren Orient Ex­press, quie­nes, al lle­gar a su des­tino fi­nal, Es­tam­bul, ne­ce­si­ta­ban de un lu­jo­so ho­tel acor­de a sus exi­gen­cias. Ve­nían de Pa­rís y, una vez en la ca­pi­tal del Bós­fo­ro, se alo­ja­ban du­ran­te tres días y otras tan­tas no­ches en las lu­jo­sas ha­bi­ta­cio­nes del ho­tel. Sólo el Pe­ra Pa­la­ce es­ta­ba a la al­tu­ra de los me­jo­res ho­te­les pa­ri­si­nos. De he­cho, fue el pri­mer gran in­mue­ble de la ciu­dad en dis­po­ner de electricid­ad y agua caliente, has­ta en­ton­ces un lu­jo sólo al al­can­ce del pa­la­cio del sul­tán.

Por los ma­ra­vi­llo­sos sa­lo­nes del Pe­ra Pa­la­ce han ido des­fi­lan­do ilus­tres per­so­na­jes. Re­yes, po­lí­ti­cos, ar­tis­tas… De he­cho, aún hoy, al­gu­nas de sus más im­por­tan­tes sui­tes están de­di­ca­das a ellos: la 103 se lla­ma Gre­ta Gar­bo, la 401 Ma­ta Ha­ri, la 218 Er­nest He­ming­way… Agat­ha Ch­ris­tie siem­pre pe­día la 411. En ella es­cri­bió una de sus más cé­le­bres no­ve­las: Ase­si­na­to en el Orient Ex­press. To­das las ha­bi­ta­cio­nes man­tie­nen una at­mós­fe­ra añe­ja y to­das ellas están abier­tas al pú­bli­co. To­das me­nos una, la 101, que co­rres­pon­día a Mus­ta­fa Ke­mal Ata­türk, el pa­dre de la nue­va Tur­quía. Con­ver­ti­da en un au­tén­ti­co mu­seo, al­ber­ga ob­je­tos muy va­lio­sos del po­lí­ti­co ( per­so­na­les, li­bros, re­vis­tas, ma­nus­cri­tos…). Hoy, y siem­pre que se dis­pon­ga de un per­mi­so es­pe­cial, pue­de vi­si­tar­se.

Sin em­bar­go, y pe­se a alo­jar a tan ilus­tre clien­te­la, con el trans­cur­so de los años el Pe­ra Pa­la­ce no pu­do com­ba­tir el em­ba­te que se le ve­nía en­ci­ma. Pron­to sus añe­jos en­can­tos no fue­ron su­fi­cien­tes pa­ra com­pe­tir con los gran­des ho­te­les in­ter­na­cio­na­les que abrie­ron en la ciu­dad. De he­cho, en los úl­ti­mos años el ho­tel atraía más a los tu­ris­tas que a ver­da­de­ros clien­tes. La re­con­ver­sión del an­tes de­pri­mi­do ba­rrio de Pe­ra co­mo nue­vo cen­tro cul­tu­ral y una ex­haus­ti­va re­for­ma en el ho­tel en el que se han in­ver­ti­do más de 23 mi­llo­nes de eu­ros y ca­si dos años y me­dio de du­ros tra­ba­jos lo do­tan de nue­va vi­da. Ha pa­sa­do ya po­co más de año y me­dio des­de en­ton­ces; hoy los via­je­ros a Es­tam­bul ya pue­den alo­jar­se de nue­vo en el ho­tel… Y, de pa­so, de­jar vo­lar su ima­gi­na­ción. Las 115 ha­bi­ta­cio­nes -16 de ellas sui­tes ma­ra­vi­llo­sas-, muy am­plias, están ex­qui­si­ta­men­te de­co­ra­das y, aun­que han si­do com­ple­ta­men­te re­no­va­das, con­ser­van ob­je­tos ori­gi­na­les ( ba­ños de már­mol de Ca­rra­ra, lám­pa­ras de Mu­rano…); men­ción apar­te me­re­cen su nue­vo y lu­jo­so spa y el gran res­tau­ran­te, lla­ma­do Agat­ha, que ofre­ce pla­tos tí­pi­cos de la co­ci­na tur­ca, fran­ce­sa e ita­lia­na ( ho­me­na­je a las más im­por­tan­tes pa­ra­das del Orient Ex­press: Pa­rís, Ve­ne­cia y Es­tam­bul), de la mano del chef J.W. Tho­mae. Por cier­to, Tho­mae vie­ne del Tan­tris, uno de los me­jo­res res­tau­ran­tes de la ciu­dad de Munich, con dos es­tre­llas Mi­che­lin.

Uno de los lu­ga­res que lla­ma­rá nues­tra aten­ción es el Orient Bar. Se di­ce que fue aquí don­de agen­tes y es­pías dis­cu­tían el fu­tu­ro de las na­cio­nes du­ran­te las dos gue­rras mun­dia­les. Aquí pa­só, tam­bién, mu­chas ho­ras Er­nest He­ming­way, cuan­do en 1922 fue a cu­brir el fi n de la gue­rra gre­co-tur­ca. El bar se men­cio­na en su no­ve­la Las nie­ves del Ki­li­man­ja­ro.

Los nú­me­ros de las ha­bi­ta­cio­nes se co­rres­pon­den con gran­des per­so­na­jes alo­ja­dos aquí.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.