La vi­da es sue­ño

“Afri­ca sem­per quid no­vis” es­cri­bió Ci­ce­rón. Efec­ti­va­men­te, Áfri­ca siem­pre sor­pren­de con no­ve­da­des co­mo re­za la ci­ta la­ti­na. Y en es­te ca­so es una ex­tra­or­di­na­ria pro­pues­ta que cuen­ta con el se­llo de ca­li­dad de The Re­si­den­ce y a so­lo una ho­ra y me­dia de Ba

Rutas del Mundo - - SUMARIO - Oriol Pu­gés Pe­rio­dis­ta

The Re­si­den­ce, Cô­tes de Cart­ha­ge. Me­mo­rias de Áfri­ca Oriol Pu­gés

Lle­gar de no­che le aña­de gla­mour, pe­ro de día re­lu­ce más que el sol. La en­tra­da ad­quie­re re­lie­ve con la ilu­mi­na­ción diur­na, y una vez den­tro, el ves­tí­bu­lo im­pre­sio­na por sus di­men­sio­nes: una gran na­ve abo­ve­da­da al es­ti­lo de una gran ba­sí­li­ca bi­zan­ti­na.

Lo cier­to es que gran par­te del faus­to de las cin­co es­tre­llas de The Re­si­den­ce- Cô­tes de Cart­ha­ge se con­cen­tra en la de­co­ra­ción y en los gran­des es­pa­cios abier­tos: már­mo­les co­lo­rea­dos, pie­dra pu­li­da, te­rra­co­ta, ma­de­ras pre­cio­sas, mo­sai­cos ori­gi­na­rios de an­ti­guas vi­vien­das, re­jas de hie­rro for­ja­do…

En las ha­bi­ta­cio­nes des­ta­ca la co­mo­di­dad mez­cla­da con un be­llo mo­bi­lia­rio rea­li­za­do por los ex­ce­len­tes ar­te­sa­nos de Tú­nez. Todo ello con la ga­ran­tía de The Re­si­den­ce, un pe­que­ño gru­po ho­te­le­ro (in­te­gra­do por cua­tro es­ta­ble­ci­mien­tos: Zan­zí­bar, Maldivas y Mau­ri­cio) es­pe­cia­li­za­do en el lu­jo y el bienestar. Sor­pren­de, eso sí, la exis­ten­cia de un res­tau­ran­te chino, el “Li Bai”, que pro­po­ne a tra­vés de sus pla­tos un fa­bu­lo­so via­je gas­tro­nó­mi­co a Orien­te, con las sal­sas agri­dul­ces de Can­tón, los pla­tos pi­can­tes de Se­chuan…

En el mis­mo com­ple­jo, los co­ci­ne­ros tu­ne­ci­nos rea­li­zan la

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.