LA IS­LA DE VIS, EL SE­CRE­TO ME­JOR GUAR­DA­DO DE DAL­MA­CIA

Rutas del Mundo - - EN BUSCA DEL TIEMPO PERDIDO -

Una de las is­las me­nos co­no­ci­da de Croa­cia es Vis, un lu­gar abier­to al tu­ris­mo in­ter­na­cio­nal ha­ce só­lo po­co más de una dé­ca­da por­que, con an­te­rio­ri­dad, ha­bía si­do una ba­se mi­li­tar. El gran atrac­ti­vo de Vis es la tran­qui­li­dad con la que se pue­de dis­fru­tar de su be­lle­za. Se tra­ta de una is­la sin ape­nas ca­rre­te­ras y con la ma­yor par­te del pai­sa­je in­tac­to. Por no ha­ber, aún no hay ni ho­te­les; el alo­ja­mien­to se or­ga­ni­za a ba­se de apar­ta­men­tos en los dos puer­tos prin­ci­pa­les: Vis y Ko­mi­za. El cas­co an­ti­guo de es­ta úl­ti­ma es­tá con­si­de­ra­do uno de los me­jor con­ser­va­dos de to­do el mar Adriá­ti­co.

Fue la pri­me­ra co­lo­nia fun­da­da por los grie­gos en el Adriá­ti­co y aun­que hoy só­lo vi­ven unas tres mil per­so­nas, en épo­ca ro­ma­na al­ber­gó una po­bla­ción de unas 12.000. Su tea­tro te­nía ca­pa­ci­dad pa­ra 2.000 es­pec­ta­do­res. Ade­más de su pa­sa­do, otras jo­yas de Vis son la espectacular pla­ya de Sti­ni­va, de di­fí­cil ac­ce­so y agres­te ve­ge­ta­ción, y la Gru­ta Azul, una cue­va a la que só­lo se pue­de lle­gar en bar­ca des­de Ko­mi­za. Pa­ra los aman­tes del sub­ma­ri­nis­mo, Vis tam­bién es un au­tén­ti­co mu­seo en las pro­fun­di­da­des, en el que des­cu­brir bar­cos, e in­clu­so avio­nes, ade­más de la ri­ca y va­ria­da fau­na ma­ri­na.

De­bi­do a su pa­sa­do co­mo ba­se mi­li­tar, se pue­den visitar los tú­ne­les sub­te­rrá­neos ca­mu­fla­dos en su pa­ra­di­sía­co li­to­ral. Por úl­ti­mo, co­mo en to­da Dal­ma­cia, Vis es un ex­ce­len­te lu­gar pa­ra dis­fru­tar de una gas­tro­no­mía ge­nui­na­men­te me­di­te­rrá­nea, con la ven­ta­ja de ha­cer­lo en un res­tau­ran­te con vis­tas a un puer­to tran­qui­lo… Por cier­to, el his­to­ria­dor grie­go Aga­tár­qui­das es­cri­bió que “el vino de Is­sa, en el Adriá­ti­co, no tie­ne com­pe­ten­cia”. Fra­se apo­ya­da por los nu­me­ro­sos ejem­plos del cul­to a Dio­ni­so en la is­la y por la fa­ma, en épo­ca más re­cien­te, de la uva pla­vac y el vino vu­ga­va, con un in­con­fun­di­ble re­gus­to a miel.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.