In­dia

Rutas del Mundo - - UN FOTÓGRAFO Y UN DESTINO -

No hay otro lu­gar que col­me las an­sias de quien via­ja co­mo la In­dia. Uni­ver­so in­abar­ca­ble, la in­di­fe­ren­cia es lo úni­co que no ca­be en sus in­mu­ta­bles di­men­sio­nes. Las al­tu­ras lu­na­res del La­dakh, el lu­jo des­me­su­ra­do de Ca­che­mi­ra, el mis­te­rio­so Aru­na­chal Pra­desh, la mís­ti­ca que en Va­ra­na­si es río, el caos de­li­ran­te de un in­fierno lla­ma­do Cal­cu­ta, el Har­man­dir Sahib cu­yo re­fle­jo do­ra­do en el lago se ha­ce fe y he­chi­za al via­je­ro que año­rar ser sikh por unos ins­tan­tes... es ilu­so que­rer re­su­mir en un pá­rra­fo es­ta con­jun­ción de in­fi ni­tos des­ti­nos, ca­da uno un mun­do pro­pio, ca­da lu­gar di­fe­ren­te al res­to.

Una y mil In­dias, to­das tan dis­tin­tas pe­ro to­das uni­das por un de­no­mi­na­dor co­mún que las amal­ga­ma y es su ra­zón de ser: la po­bla­ción más fas­ci­nan­te que pue­de en­con­trar­se. Va­yas a don­de va­yas, su in­fluen­cia te em­pa­pa. En el sur del con­ti­nen­te, don­de me­nos se per­ci­be la in­fluen­cia del turismo, se en­cuen­tra la más au­tén­ti­ca. Aquí, en los arra­ba­les de la ex­clu­si­va (¿ se­ría ade­cua­do de­cir hoy des­tino hips­ter?) Ke­ra­la, en el fas­ci­nan­te hor­mi­gue­ro de Chen­nay, en Anan­ta­pur, don­de Vi­cen­te Fe­rrer en­se­ñó al mun­do que la po­bre­za tie­ne ros­tro hu­mano, en Na­ga­pat­ti­nam, Co­chim y de­más sal­pi­ca­du­ras que es­par­cie­ron los por­tu­gue­ses a lo lar­go de la in­ter­mi­na­ble cos­ta flo­re­ce, más que en cual­quier otra par­te de In­dia, la esen­cia de ese mi­llón dos­cien­tas mil al­mas cu­ya son­ri­sa so­bre­vue­la nues­tra memoria por en­ci­ma de los más fan­tás­ti­cos pa­ra­jes, ciu­da­des y mo­nu­men­tos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.