EN MAR­CHA

Scooting - - CAR­NÉ A/A2 -

Se no­ta que es un Su­per Dink, pe­ro más mo­derno y me­jor que el an­te­rior. Te subes y la sen­sa­ción aque­lla que el asien­to te da­ba de que te “atra­pa­ba” y no de­ja­ba mo­ver­te si­gue ahí. Pe­ro en el pri­mer Su­per Dink era al­go ex­ce­si­vo: no te de­ja­ba mo­ver­te so­bre el asien­to. Es­te sí. Vas re­co­gi­do, me­ti­do en tu si­tio, pe­ro cuan­do lle­gas a las cur­vas o quie­res mo­ver­te te de­ja ha­cer­lo. Igual ocu­rre en pa­ra­do: la nue­va pla­ta­for­ma, con re­cor­tes jus­to por don­de ba­jas los pies, lo ha­ce pa­re­cer más es­tre­cho, aun­que no lo es. La cú­pu­la es más al­ta, pe­ro me­nos apa­ra­to­sa. Ta­pa más, pe­ro mo­les­ta me­nos. Y así en ca­da de­ta­lle que quie­ras mi­rar del Su­per Dink.

Lo arran­cas y esas sen­sa­cio­nes con­ti­núan. El so­ni­do re­cuer­da al del Su­per Dink, pe­ro es me­nos tos­co y hay me­nos vi­bra­cio­nes (que tam­po­co eran mu- chas en el an­te­rior). Los man­dos quedan en una po­si­ción si­mi­lar y per­mi­ten con­tro­lar bien al scoo­ter. En pa­ra­do o a ba­ja ve­lo­ci­dad, so­bre el asien­to, se ma­ne­ja bien. Es es­ta­ble, gi­ra bas­tan­te y, aun­que no es es­pe­cial­men­te pe­que­ño, sí re­sul­ta ágil. Cuan­do abres gas es más sua­ve que el an­te­rior, aun­que ace­le­ra cla­ra­men­te más. Ex­hi­be una res­pues­ta más con­tun­den­te en to­da la cur­va de po­ten­cia.

EN CA­RRE­TE­RA

En ciu­dad es un scoo­ter tan agra­da­ble co­mo siem­pre fue­ron los Su­per Dink o más. Es más ágil, a pe­sar de que el ta­ma­ño es igual o ma­yor. Ese re­ba­je pa­ra los pies da bue­na sen­sa­ción de con­trol y de es­tre­chez y ayu­da a ma­nio­brar. Co­mo siem­pre, gi­ra lo su­fi­cien­te pa­ra pa­sar por hue­cos más es­tre­chos de lo que pa­re­ce. Y el nue­vo mo­tor, con ma­yor ace­le­ra­ción, per­mi­te sa­lir de­pri­sa de los se­má­fo­ros o cir­cu­lar a po­cas vuel­tas a la ve­lo­ci­dad del trá­fi­co.

EN CIU­DAD

En ca­rre­te­ra el Su­per Dink es un gran scoo­ter. Rá­pi­do en au­to­vías y au­to­pis­tas, con bue­na pro­tec­ción ae­ro­di­ná­mi­ca, si sa­les de las vías rá­pi­das y te me­tes a ha­cer cur­vas el Su­per Dink se com­por­ta co­mo un buen scoo­ter sport. Cam­bia rá­pi­do de di­rec­ción, se pue­de fre­nar fuer­te y tar­de, tum­bar mu­cho, apun­tar a la sa­li­da de la cur­va y abrir gas con con­fian­za pa­ra sa­lir dis­pa­ra­do a la si­guien­te. Res­pon­sa­bles de es­te buen com­por­ta­mien­to son el cha­sis, bien di­se­ña­do, las sus­pen­sio­nes, con ta­ra­dos sport bien cal­cu­la­dos, y el mo­tor, con bue­na res­pues­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.