EN MAR­CHA

Scooting - - CARNÉ A2 -

El Hon­da Forza 300 u Hon­da NSS 300 Forza, que ese es su nom­bre com­ple­to, es un mag­ni­fi­co scoo­ter. El cha­sis, la par­te ci­clo y la ca­rro­ce­ría es la mis­ma que en el 125 cc. Es más cor­to, más li­ge­ro y más có­mo­do que el an­te­rior 300 de ca­rro­ce­ría de­ri­va­da del 250. En con­cre­to, es 35 mm más cor­to en­tre ejes y 12 ki­los más li­ge­ro. A di­fe­ren­cia del 125, co­mo es ló­gi­co, ha ha­bi­do que re­co­lo­car el ra­dia­dor: en el 125 te re­cuer­do que es la­te­ral y ado­sa­do al cár­ter mo­tor. En és­te va jus­to por de­lan­te del mo­tor, al­go in­cli­na­do ha­cia aba­jo pa­ra co­ger ai­re por ahí. Otra di­fe­ren­cia es la fal­ta del sis­te­ma de arran­que pa­ra­da “Id­le Stop” del 125, que en es­te 300 se sus­ti­tu­ye por un más útil, en un 300 cc, sis­te­ma de trac­ción de con­trol des­co­nec­ta­ble HSTC “Hon­da Se­lec­ta­ble Trac­tion Con­trol”.

EN CIU­DAD

Es com­pac­to y ágil en ciu­dad, uno de los GT más có­mo­dos de lle­var en la ur­be y ca­si al ni­vel de los es­pe­cia­li­za­dos scoo­ters ur­ba­nos co­mo su her­mano PCX, te­nien­do en cuen­ta las di­fe­ren­cias de ta­ma­ño y pe­so que les se­pa­ran. En equi­pa­mien­to es don­de mar­ca di­fe­ren­cias. Ade­más de la pan­ta­lla re­gu­la­ble eléc­tri­ca­men­te, cuen­tas con con­trol de trac­ción, ilu­mi­na­ción to­tal­men­te LED, un enor­me hue­co pa­ra el cas­co y ca­si to­do lo que se te ocu­rra pe­dir a un scoo­ter GT. Tam­bién ca­be des­ta­car un cua­dro muy com­ple­to, de agra­da­ble di­se­ño, con una gran pan­ta­lla di­gi­tal que te in­for­ma de con­su­mos o au­to­no­mía. Y, por su­pues­to, des­ta­ca que en to­da es­ta prue­ba el Forza 300, en­tre ca­rre­te­ra, au­to­vía y atas­cos ur­ba­nos, fue ca­paz de mos­trar en el con­ta­dor de con­su­mo unos es­ca­sos 3,5 li­tros a los 100 km.

EN CA­RRE­TE­RA

No pre­su­me de ser el más po­ten­te de la ca­te­go­ría, y Hon­da de­cla­ra una ve­lo­ci­dad má­xi­ma de 129 km/h ofi­cia­les. Aho­ra bien, tras re­co­rrer du­ran­te la pre­sen­ta­ción mun­dial las ca­rre­te­ras de la Ri­vie­ra fran­ce­sa en­tre Ni­za y Mó­na­co, te ga­ran­ti­zo que la sen­sa­ción que ob­tie­nes es que sí co­rre, y mu­cho. De he­cho, cir­cu­la­mos por una au­to­vía con bas­tan­tes ba­ja­das, de esas que tie­nen des­víos con are­na pa­ra ca­mio­nes con pro­ble­mas de fre­nos, y su­pe­ra­ba con hol­gu­ra esos 130 km/h pro­me­ti­dos. Bien es cier­to que es po­si­ble que un de­sa­rro­llo lar­go con­si­ga es­te efec­to, pe­ro lo cier­to es que su­bien­do en­tre cur­vas muy ce­rra­das, de las de pri­me­ra mar­cha en una mo­to con cam­bio, si en­tras de­pri­sa, tum­bas y vuel­ves a abrir, gra­cias al buen par dis­po­ni­ble des­de aba­jo con­si­gues que el Forza ande más que su­fi­cien­te. Y no so­lo eso: lo ha­ce muy bien, con buen aga­rre y to­tal no­ble­za de reac­cio­nes.

El Hon­da Forza 300 es li­ge­ro y ágil. Pe­sa 23 ki­los más que un 125 cc, pe­ro no se no­ta ape­nas en mar­cha. Cuan­do lo arran­cas sue­na muy pa­re­ci­do al 125, con una ru­mo­ro­si­dad muy con­te­ni­da. Eso sí, cuan­do abres gas las di­fe­ren­cias son ob­vias. Ace­le­ra bien, es có­mo­do y sua­ve. Tam­bién fre­na muy co­rrec­ta­men­te.

La com­bi­na­ción de LLANTAS es idén­ti­ca que en la 125, con uni­dad fron­tal de 15” y tra­se­ra de 14”. In­clu­yen la de­no­mi­na­ción “Forza” en su per­fil. La SUS­PEN­SIÓN TRA­SE­RA cons­ta de dos amor­ti­gua­do­res pa­ra su­pe­rior co­mo­di­dad.

La PAN­TA­LLA es re­gu­la­ble en al­tu­ra me­dian­te un pul­sa­dor dis­pues­to en la pi­ña iz­quier­da. Per­mi­te una ele­va­ción de 140 mm. El DI­SE­ÑO DEL FRON­TAL es un ras­go de dis­tin­ción de la úl­ti­ma sa­ga Forza de Hon­da. Los in­ter­mi­ten­tes se ins­ta­lan en los retrovisores.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.