EN MAR­CHA

Scooting - - CARNÉ A/A2 -

Aún con un ele­va­do com­po­nen­te ur­bano pa­ra una mo­to de su es­ti­lo, don­de real­men­te se en­cuen­tra en su sal­sa es en ca­rre­te­ras re­vi­ra­das.

EN CIU­DAD

Em­bra­gue, gas y cam­bio tie­nen un tac­to im­pe­ca­ble. Me­tes pri­me­ra y sa­les. La mo­to gi­ra bas­tan­te y dis­po­ne de un ma­yor com­po­nen­te ur­bano que in­clu­so trail en su di­se­ño y se le apre­cia en los pri­me­ros me­tros por ciu­dad, re­sul­tan­do có­mo­da y agra­da­ble de lle­var. Aquí apa­re­cen las pri­me­ras gran­des di­fe­ren­cias que de­no­tan que ese V-Twin que lle­vas de­ba­jo ha cam­bia­do lo su­fi­cien­te: ni in­ten­tan­do pro­vo­car­lo pe­ga aque­llos ti­ro­nes al­go tos­cos que en aque­llas Mons­ter 1100 o 900. Es una mo­to muy sua­ve y dul­ce, has­ta fá­cil en mo­do "City" o "Jour­ney".

EN CA­RRE­TE­RA

Pa­ra la Scrambler Ducati 1100 lo me­jor es bus­car­te una ciu­dad de la que pue­des sa­lir y en­trar di­rec­ta­men­te por una ca­rre­te­ra de cur­vas. Aquí se no­ta ágil y di­ver­ti­da. La elec­tró­ni­ca y un buen aga­rre, así co­mo unas sus­pen­sio­nes ta­ra­das al­go du­ras - de­por­ti­vas- ha­cen que se pue­da lle­var de­pri­sa en cual­quier ti­po de tra­za­do por si­nuo­so que sea. Mon­ta rue­das de ta­cos, más con­cre­ta­men­te Pi­re­lli MT 60 RS, pe­ro con car­ca­sas y com­pues­tos de mo­to de ca­rre­te­ra de­por­ti­va, con un aga­rre en as­fal­to asom­bro­so ob­ser­van­do esos ta­cos. Ducati quie­re res­pe­tar ese es­ti­lo Scrambler ori­gi­nal de mo­to mix­ta pa­ra cam­po y ca­rre­te­ra, aun­que, sin­ce­ra­men­te, no es una trail ni quie­re ser­lo. Ni las sus­pen­sio­nes, ni unos fre­nos con tac­to se­co de sú­per- de­por­ti­va, ni otros de­ta­lles son de una trail.

EN AU­TO­VÍA

No es el am­bien­te más pro­pi­cio pa­ra una mo­to así. Co­rre mu­cho y bien, pe­ro la pro­tec­ción ae­ro­di­ná­mi­ca es nu­la. No co­mo en una na­ked sport, ya que és­tas sue­len lle­var los re­lo­jes, un de­flec­tor o una pe­que­ña pan­ta­lla. En la Scrambler Ducati 1100 Spe­cial so­lo el la­ti­gui­llo de freno (que por cier­to ha­ce una fea cur­va por en­ci­ma del cua­dro, no sé la ra­zón) que­da por de­lan­te de ti. Ade­más, esa po­si­ción con los bra­zos abier­tos y al­go in­cli­na­do ha­cia de­lan­te tam­po­co ayu­da. Me­jor, to­már­te­lo con cal­ma.

LA VER­SIÓN S. res­pec­to a la es­tán­dar, in­cor­po­ra bas­cu­lan­te con efec­to pu­li­do, es­ca­pes cro­ma­dos, guar­da­ba­rros de alu­mi­nio y llantas de ra­dios. EL HUE­CO ba­jo el asien­to in­clu­ye to­ma USB. Mar­zoc­chi fir­ma la HOR­QUI­LLA IN­VER­TI­DA en las versiones es­tán­dar y S. En la Sport se aña­de una Öh­lins mul­ti­rre­gu­la­ble. LAS PIN­ZAS FRON­TA­LES son uni­da­des ra­dia­les Brem­bo M4.32 que muer­den sen­dos dis­cos de 320mm de diá­me­tro, to­da una de­cla­ra­ción de in­ten­cio­nes sport. EL FA­RO TRA­SE­RO y los in­ter­mi­ten­tes re­cu­rren a un equi­po de LED. El cer­co del fa­ro de­lan­te­ro es­tá cons­trui­do en alu­mi­nio. El co­lor gris es ex­clu­si­vo de la ver­sión S.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.