ASÍ LA VE­MOS

Scooting - - CARNÉ A/A2 -

La Scrambler Ducati 1100 Spe­cial es una mo­to sor­pren­den­te. Es, efec­ti­va­men­te más gran­de que la 800, pe­ro no es una mo­to ex­ce­si­va ni mu­cho me­nos. Es­té­ti­ca­men­te es muy lla­ma­ti­va y so­bre ella re­sul­ta agra­da­ble des­de el prin­ci­pio.

Es al­go más al­ta de asien­to, con 810 mm de al­tu­ra. No es an­cha en la zo­na don­de ba­jas las pier­nas y se pue­de lle­gar al sue­lo con un pie des­de mis 1,65 m de al­tu­ra. Así, la mo­to se con­tro­la de for­ma no­ta­ble. El ma­ni­llar va al­go ale­ja­do y ba­jo, y los re­po­sa­piés que­dan un tan­to re­tra­sa­dos. Al fi­nal lle­vas una po­si­ción que a mi me re­cuer­da a la de las Mons­ter an­te­rio­res, con las ma­nos al­go abier­tas. De­lan­te de ti, un cua­dro bas­tan­te pe­que­ño, pe­ro que si te fi­jas con­tie­ne to­da la in­for­ma­ción. Con­tro­las sus fun­cio­nes (me­nús de mo­dos de con­duc­ción y de­más) con unas te­clas de cur­sor en la pi­ña iz­quier­da y el bo­tón de in­ter­mi­ten­tes ha­cien­do de "En­ter". Pa­ra arran­car, co­mo en otras Ducati ac­tua­les, ti­ras del mis­mo bo­tón de cor­ta­co­rrien­tes de la pi­ña de­re­cha ha­cia aba­jo y el mo­tor de arran­que gi­ra con un so­ni­do que pa­re­ce has­ta ba­jo de ba­te­ría (tí­pi­co tam­bién en otras Ducati). En­ton­ces el bi­ci­lín­dri­co Des­mo­due arran­ca con el bra­mi­do que pue­des es­pe­rar de una mo­to así.

Le agra­da la ciu­dad y la ca­rre­te­ra, pe­ro la au­to­vía no tan­to. Hay que te­ner pre­sen­te el com­por­ta­mien­to del tren de­lan­te­ro: el ma­ni­llar an­cho tie­ne mu­cha pa­lan­ca y si te apo­yas en él pa­ra le­van­tar­la tras una cur­va es fá­cil que pro­vo­ques que te con­tes­te con un ca­be­za­zo. No pa­sa na­da y se­gu­ro que en la pró­xi­ma sec­ción re­vi­ra­da te lo has apren­di­do. Si la me­tes en el cam­po, des­de lue­go, los Pi­re­lli MT60 aga­rran y tie­nen trac­ción. Las sus­pen­sio­nes de­por­ti­vas te re­cor­da­rán to­dos los ba­ches que pi­lles. Y el freno, el mo­tor y el res­to de la mo­to te aca­ba­rá por con­ven­cer que ese no es su si­tio. Vuel­ve a la ca­rre­te­ra con ella, por­que es su ver­da­de­ro am­bien­te.

El equi­pa­mien­to es de pri­mer ni­vel, con con­trol de trac­ción DTC y ABS con fun­cio­na­mien­to es­pe­cí­fi­co en cur­vas, de la mano de una cen­tra­li­ta IMU.

CON PASAJERO

Tres op­cio­nes, 1100, S y Sport, con el mis­mo pro­pul­sor

Ca­re­ce de có­mo­das asas y con un es­pa­cio res­trin­gi­do, no es la me­jor Ducati pa­ra dis­fru­tar a dúo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.