ASÍ LA VE­MOS

Scooting - - CARNÉ A -

La MV Agusta Bru­ta­le 800 RR es una mo­to des­lum­bran­te pa­ra dis­fru­tar­la en el mun­do real, y va tan bien co­mo buen as­pec­to tie­ne. Ha au­men­ta­do su ca­li­dad y sus pres­ta­cio­nes son ex­ce­len­tes, es­ta­ble­cien­do un nue­vo es­tán­dar en­tre los pro­duc­tos de la mar­ca ita­lia­na a par­tir de aho­ra. El mo­tor sa­le des­de pa­ra­do con flui­dez des­de so­lo 2.500 rpm. Te per­mi­te cir­cu­lar en cuar­ta en zo­nas de cur­vas abrien­do y ce­rran­do el gas, ju­gan­do con la fle­xi­bi­li­dad de su pro­pul­sor y la ac­ción del freno mo­tor o sus fre­nos. Men­ción es­pe­cial me­re­ce su cam­bio se­mi­au­to­má­ti­co. El "quicks­hif­ter" EAS es lo me­jor que he pro­ba­do, in­clu­yen­do mo­tos de ca­lle o Mo­toGP. Tie­nes que em­plear­lo por en­ci­ma de los 20 km/h y cuan­do re­du­ces sin to­car la pa­lan­ca iz­quier­da es ca­si im­per­cep­ti­ble, tan so­lo por el ace­le­rón en va­cío que es­cu­chas.

Si­gue sien­do una mo­to muy ágil y rá­pi­da de di­rec­ción aun­que sus co­tas de geo­me­tría se han sua­vi­za­do y con un ma­ni­llar re­la­ti­va­men­te ele­va­do y re­tra­sa­do. Es un po­co me­nos ner­vio­sa que lo que re­sul­ta­ba a ve­ces su pre­de­ce­so­ra, so­bre to­do aho­ra con un amor­ti­gua­dor de di­rec­ción de ocho po­si­cio­nes CRC ex­clu­si­vo res­pec­to a la ver­sión es­tán­dar. Y to­do ello sin ol­vi­dar que man­tie­ne el sis­te­ma de ci­güe­ñal con­tra­rro­tan­te que mi­ni­mi­za su efec­to gis­ros­có­pi­co.

A la sa­li­da de las cur­vas se te le­van­ta­rá unos cen­tí­me­tros la rue­da de­lan­te­ra, por­que a par­tir de 8.000 rpm el mo­tor sube de vuel­tas real­men­te rá­pi­do has­ta un pri­mer cor­te si­tua­do en las 12.000 rpm, al­can­zán­do­se el más brus­co 300 rpm más arri­ba. Con la nue­va con­fi­gu­ra­ción de la ECU, ac­ce­der a sus 140 CV es más fá­cil sin per­der en­tu­sias­mo.

CON PASAJERO

De­bes re­bus­car mu­cho pa­ra en­con­trar al­gún as­pec­to ne­ga­ti­vo a la nue­va MV Agusta Bru­ta­le RR

800, pe­ro hay uno que es har­to evi­den­te. El pasajero no es en ab­so­lu­to bien­ve­ni­do, con un es­pa­cio mí­ni­mo y una po­si­ción más "ra­cing" que el pro­pio pi­lo­to. Si so­lo le­van­ta rue­da con re­la­ti­va fa­ciil­dad, con dos a bor­do...

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.