SYM

Jet 14 LC

Scooting - - SUMARIO - Ra­món Ló­pez

La ga­ma Jet14 de SYM se com­ple­ta aho­ra con dos apro­xi­ma­cio­nes que com­par­ten ba­se co­mún pe­ro que se di­fe­ren­cian en de­ta­lles de mu­cha en­jun­dia. Se pos­tu­lan en el te­rri­to­rio de los nue­vos mo­de­los de cor­te tec­no­ló­gi­co y es­pí­ri­tu ju­ve­nil que se es­tre­nó en 2010 con el Hon­da PCX 125 y que ha te­ni­do se­gui­do­res de ca­la­do en va­rian­tes de otras mar­cas co­mo la Ya­maha Nmax 125 o el Kee­way City­bla­de 125. La fir­ma tai­wa­ne­sas se aden­tró en es­te seg­men­to en 2017 con el lan­za­mien­to de su Jet14 es­tán­dar, un mo­de­lo que ha te­ni­do un no­ta­ble éxi­to en ven­tas y que ha ser­vi­do de pre­vio a la in­tro­duc­ción de un nue­vo mo­de­lo aho­ra más do­ta­do des­de el pun­to de vis­ta téc­ni­co. El nue­vo SYM Jet14 LC que­da aho­ra más pró­xi­mo a las má­xi­mas re­fe­ren­cias ni­po­nas ci­ta­das de tal mo­do que in­clu­so se ha­ce fuer­te en el ca­tá­lo­go tai­wa­nés en de­tri­men­to de la ve­te­ra­na re­fe­ren­cia Joy­max. A par­tir de aho­ra, Jet14 y CruiSym to­ma­rán el re­le­vo en el ám­bi­to de los scoo­ter sport-GT que an­ta­ño mo­no­po­li­za­ba el em­ble­ma Joy­max. La no­ve­dad que su­po­ne el SYM Jet14 LC no se res­trin­ge a es­ta de­no­mi­na­ción "Li­quid Coo­led" que iden­ti­fi­ca su mo­tor re­fri­ge­ra­do por agua, ca­rac­te­rís­ti­ca que se vis­lum­bra en un ra­dia­dor la­te­ral si­guien­do las úl­ti­mas ten­den­cias téc­ni­cas en es­te apar­ta­do. En pos de un sal­to cua­li­ta­ti­vo de­fi­ni­ti­vo, aña­de un do­ble amor­ti­gua­dor tra­se­ro y un freno de dis­co pos­te­rior, ade­más de una pan­ta­lla di­gi­tal en su instrumentación, con­jun­to con el que se de­cla­ran sus pre­ten­sio­nes más Pre­mium en com­pa­ra­ción con su re­fe­ren­cia ba­se. De es­te mo­do, la fa­mi­lia Jet14 va ga­nan­do una sus­tan­cia pro­pia en­tre sus her­ma­nas de ga­ma, con una per­so­na­li­dad ur­ba­na y di­ná­mi­ca que se com­ple­men­ta a la per­fec­ción con el nue­vo CruiSym, con­fi­gu­ran­do am­bos la apues­ta de la mar­ca por un avan­ce téc­ni­co y de di­se­ño muy re­le­van­te.

El pun­to de par­ti­da del nue­vo LC no rom­pe con las ca­rac­te­rís­ti­cas que de­fi­nían la ver­sión pri­mi­ge­nia. Se man­tie­nen así de­ta­lles co­mo la pla­ta­for­ma pla­na (so­lo com­par­ti­do con la Kee­way City­bla­de en­tre sus ri­va­les) y el gan­cho es­ca­mo­tea­ble, los com­po­nen­tes de alu­mi­nio con ter­mi­na­ción ce­pi­lla­da de al­ta ca­li­dad, pie­zas en sí­mil fi­bra de car­bono o di­se­ño de in­dis­cu­ti­ble ca­rác­ter de­por­ti­vo. Tam­bién si­gue por­tan­do el prác­ti­co cor­ta­co­rrien­tes ba­jo el asien­to, don­de man­tie­ne ca­pa­ci­dad pa­ra al­ber­gar un cas­co de ti­po in­te­gral, o unas pi­ñas de ca­li­dad con un man­do de lu­ces cor­tas/lar­gas que ac­túa tam­bién so­bre la aper­tu­ra del asien­to.

Fa­ro tra­se­ro 100% LED, ilu­mi­na­ción de po­si­ción con es­ta tec­no­lo­gía en el fa­ro de­lan­te­ro y es­tri­be­ras in­de­pen­dien­tes pa­ra el pasajero son otros ele­men­tos co­mu­nes en sen­dos Jet14. La

Dis­co pos­te­rior y do­ble amor­ti­gua­dor re­fle­jan su per­fil su­pe­rior

fre­na­da si­gue con­fian­do en un sis­te­ma CBS, sin ABS ni si­quie­ra en op­ción. Las di­fe­ren­cias, ade­más de las evi­den­tes de do­ble amor­ti­gua­dor tra­se­ro y un dis­co pos­te­rior que se com­ple­men­ta con una nue­va bom­ba so­bre el ma­ni­llar, se ha­cen más vi­sua­les a la ho­ra de des­cu­brir la in­for­ma­ción que pro­por­cio­na su instrumentación. Don­de en el de ai­re en­con­trá­ba­mos la in­sig­nia "Jet14" aho­ra se ha desa­rro­lla­do una com­ple­ta pan­ta­lla LCD que in­for­ma so­bre las rpm del mo­tor y las op­cio­nes de re­loj ho­ra­rio/ vol­ta­je de la ba­te­ría y to­ta­li­za­dor/par­cial. Tras ha­ber te­ni­do la oca­sión de pro­bar la ver­sión Jet14 es­tán­dar en su lan­za­mien­to, al su­bir­te en la nue­va edi­ción LC te sien­tes co­mo de nue­vo "en ca­sa". No va­ría la er­go­no­mía ni la sen­sa­ción de li­ge­re­za que per­ci­bes des­de el mis­mo mo- men­to de ba­jar­lo del ca­ba­lle­te o ac­cio­nar su pa­ta de ca­bra (es­ta úl­ti­ma, un tan­to es­con­di­da pa­ra vol­ver a ex­ten­der­la). La po­si­ción a sus man­dos re­sul­ta na­tu­ral, sin sen­tir­te en­ca­ja­do aun­que su­peres el 1,80 m de es­ta­tu­ra, y con mu­cho es­pa­cio en los la­te­ra­les de su pla­ta­for­ma pa­ra po­ner los pies de la for­ma que más te plaz­ca, ya sea ade­lan­ta­dos o más atra­sa­dos. Tam­bién la lí­nea de asien­to y pla­ta­for­ma ha si­do di­se­ña­da pa­ra fo­men­tar su co­mo­di­dad en pa­ra­do con am­bos pies bien plan­ta­dos en el sue­lo. Ado­le­ce de to­ma de co­rrien­te USB, un de­ta­lle que ya se es­tá con­vir­tien­do ca­si de obli­ga­do cum­pli­mien­to en mo­de­los de de­fi­ni­ción ur­ba­na. En su con­tra­es­cu­do a la iz­quier­da dis­po­ne de una guantera sin lla­ve y los retrovisores ofre­cen una mag­ní­fi­ca vi­sión del trá­fi­co de­trás tu­yo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.