11 CON­SE­JOS PA­RA SU­BIR LA MO­TO AL CA­RRO CO­RREC­TA­MEN­TE

Scooting - - USUARIO -

1 ºASEGÚRATE QUE EL CA­RRO ES­TÁ BIEN EN­GAN­CHA­DO A LA BO­LA DE RE­MOL­QUE y la rue­da ac­ce­so­ria de­lan­te­ra del ca­rro ( joc­key) arri­ba y bien su­je­ta. No se­rías el pri­me­ro que al fiar­se que ya es­tá en­gan­cha­do e in­ten­tar su­bir la mo­to po­ne el ca­rro "ha­cien­do el pino" con el con­si­guien­te des­tro­zo al le­van­tar­se de de­lan­te y vol­ver a caer. La rue­da joc­key, si no es­tá apre­ta­da arri­ba, se pue­de sol­tar y si va to­can­do con­tra el as­fal­to mien­tras vas con­du­cien­do se des­tro­za­rá. Co­ne­xión de lu­ces y ca­de­na de se­gu­ri­dad tam­bién son im­por­tan­tes.

2 ºSI VAS A LLE­VAR UNA SO­LA MO­TO, PON­LA EN EL CEN­TRO. No so­lo equi­li­bra­rás me­jor el pe­so pa­ra las cur­vas, sino que las cin­chas que­da­rán más lar­gas al po­der atar­las en los ex­tre­mos del ca­rro. La rue­da de­lan­te­ra de­be ir has­ta el to­pe pre­vis­to de­lan­te. Si no te ayu­da na­die pue­des apo­yar­la en la pa­ta has­ta que la ates de los dos la­dos, pe­ro no in­ten- tes trans­por­tar­la así, por­que pue­des rom­per la pa­ta, el sue­lo del re­mol­que e in­clu­so que en un ba­che se cie­rre y se cai­ga la mo­to.

3 ºCUIDADO CON ATAR POR EL MA­NI­LLAR, pue­de do­blar­se si lo aga­rras por las pun­tas y pue­de par­tir­se una pi­ña si se apoya la cin­cha con­tra ellas. Tam­po­co son bue­na idea los so­por­tes de es­tri­be­ras. Al­gu­nos son en­de­bles y se pue­den par­tir, y otros que tie­nen mu­cha pa­lan­ca se pue­den do­blar. Sí es bue­na idea por el cen­tro del ma­ni­llar de las mo­tos que tie­nen ma­ni­llar al­to, en­tre la hor­qui­lla por en­ci­ma de la ti­ja in­fe­rior y en mo­tos con cha­sis mul­ti­tu­bu­lar ac­ce­si­ble, des­de los pro­pios tu­bos del cha­sis a los la­dos del ca­rro, siem­pre que ade­más su­je­tes la rue­da de­lan­te­ra pa­ra que no pe­gue "ca­be­za­zos". Siem­pre in­ten­ta que el an­cla­je al ca­rro sea lo más ale­ja­do po­si­ble de la mo­to for­man­do án­gu­los am­plios, pe­ro cui­da­do con las mo­tos ca­re­na­das, no fuer­ces los plás­ti­cos.

4 ºSi has ata­do la mo­to de la hor­qui­lla al ca­rro, del ma­ni­llar o de cual­quier si­tio de la par­te de­lan­te­ra, ACUÉR­DA­TE DE LA PAR­TE TRA­SE­RA, de las asas del pa­sa­je­ro, del bas­cu­lan­te o de al­gún pun­to só­li­do de la par­te pos­te­rior. Ti­ra otras dos cin­chas al ca­rro, ya que hay que evi­tar que en un ba­che sal­te de atrás.

5 ºSCOOTER, MO­TOS MUY CA­RE­NA­DAS Y SI­MI­LA­RES PUE­DEN SER DI­FÍ­CI­LES DE ATAR POR LA HOR­QUI­LLA o el ma­ni­llar. Un buen pun­to es des­de el pro­pio eje de rue­da al ca­rro. Aquí no es fá­cil ten­sar, por­que no hay sus­pen­sión que per­mi­ta ha­cer tan­ta pa­lan­ca, pe­ro la mo­to que­da bien su­je­ta (siem­pre que lue­go ates de atrás) y tie­ne la ven­ta­ja de que las sus­pen­sio­nes su­fran me­nos.

6 ºACUÉRDATE DE ATAR LOS CA­BOS SO­BRAN­TES DE LAS CIN­CHAS. Si los de­jas suel­tos el vien­to los za­ran­dea­rá y es po­si­ble que

aca­bes pi­san­do uno con la pro­pia rue­da del ca­rro y se par­ta o se líe don­de no de­be y aca­be en sus­to. Un buen tru­co con uno de ellos es atar el freno al pu­ño, siem­pre de­bes blo­quear el freno y es­te sis­te­ma ha­ce in­ne­ce­sa­rio que ten­gas que bus­car una go­ma u otra cuer­da.

7 ºCUIDADO CON LAS LLA­VES DE LA MO­TO: al no te­ner el con­tac­to da­do no es­tán en­gan­cha­das a la mo­to co­mo cuan­do vas en mar­cha. Es más fá­cil que en un ba­che se cai­gan en me­dio de la ca­rre­te­ra y las pier­das. Guar­da en tu bolsillo o en el co­che en cuan­to subas la mo­to.

8 ºSI LLE­VAS MÁS DE UNA MO­TO PRO­CU­RA QUE LAS DOS DE LOS EX­TRE­MOS SEAN DE PE­SO SI­MI­LAR. Lle­var tres, aun­que el ca­rro sea de tres ca­rri­les, no es fá­cil si son mo­tos me­dia­nas o gran­des, por­que pue­den tocarse en­tre ellas y ara­ñar­se o rom­per­se las piezas don­de se to­can. Si es el ca­so, pue­des me­ter la del cen­tro mar­cha atrás, pe­ro con­si­de­ra que si es una mo­to ca­re­na­da ha­rá cier­to efec­to pa­ra­caí­das, po­co acon­se­ja­ble pa­ra al­gu­nas cúpulas un po­co en­de­bles. Tan­to en es­te ca­so co­mo con dos mo­tos gran­des, cui­da­do con es­pe­jos, pun­tas del ma­ni­llar y de­más par­tes sa­lien­tes; que no to­quen ni se acer­quen a la otra mo­to. Por ejem­plo, en un ba­che pue­de gol­pear­se. Si son scoo­ter o mo­to­ci­cle­tas con­ven­cio­na­les con es­ca­pe ba­jo, cui­da­do si to­can con las ale­tas de las rue­das del ca­rro.

9 ºPARA SU­BIR­LAS PUE­DES HA­CER­LO CON EL MO­TOR EN MAR­CHA. Pe­ro cui­da­do, con mu­cho tac­to. Si te es­cu­rres y se te suel­ta el em­bra­gue o en una mo­to au­to­má­ti­ca das más gas, ten­drás pro­ble­mas. Es me­jor, si no tie­nes ex­pe­rien­cia, ha­cer­lo a mo­tor pa­ra­do con ayu­da. Y por ha­bi­li­do­so que seas, no lo ha­gas mon­ta­do en la mo­to. Pa­ra ba­jar­la, mano en el freno y ten en cuen­ta que el alu­mi­nio de la ram­pa, aun­que ten­ga al­gún di­bu­jo an­ti­des­li­zan­te, pue­de res­ba­lar.

10 ºSIEMPRE IN­TEN­TA USAR LOS RES­TOS DE LA CIN­CHA PA­RA ATAR LA RUE­DA DE­LAN­TE­RA AL TO­PE DEL CA­RRO y con otro la ma­ne­ta de freno al ma­ni­llar. Así con­si­gues po­ner­le más di­fí­cil a la mo­to que se mue­va so­bre el ca­rro. Y cui­da­do siem­pre con el es­ta­do de las cin­chas: si es­tán des­hi­la­cha­das o tie­nen un des­per­fec­to en la zo­na que que­da en ten­sión, no la uses. Si se par­te en mar­cha, ima­gí­na­te las con­se­cuen­cias. Si tie­nes de so­bra, po­ner dos por ca­da pun­to pre­vie­ne es­ta des­gra­cia.

11 ºSi en tu via­je vas a pa­rar y se va a que­dar la mo­to so­bre el ca­rro, pri­me­ro ASE­GU­RA QUE NO PUE­DEN LLE­VAR­SE EL CA­RRO CON TO­DO LO QUE HAY EN­CI­MA de for­ma fá­cil. Y lo se­gun­do, suel­ta un po­co las cin­chas que com­pri­men sus­pen­sión y fre­nos, de for­ma que no pa­se tan­tas ho­ras con esos ele­men­tos apre­ta­dos. Mien­tras no cir­cu­les, no ne­ce­si­tan tan­ta fuer­za. Eso sí, acuér­da­te de reapre­tar­lo al po­ner­te en mar­cha.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.