ROYAL EN­FIELD GT/In­ter­cep­tor

CON DOS NUE­VOS MO­DE­LOS DO­TA­DOS DEL ÚL­TI­MO MO­TOR BI­CI­LÍN­DRI­CO DESA­RRO­LLA­DO POR UNA MAR­CA QUE LLE­VA 50 AÑOS FA­BRI­CAN­DO MONOCILÍNDRICOS, TO­CA DI­VER­TIR­SE EN CLA­VE RE­TRO.

Scooting - - SUMARIO - Alan Cath­cart

Royal En­field es­tá dis­pues­ta a li­de­rar el seg­men­to re­tro en tér­mi­nos de pre­cio y de vo­lu­men, y con un ni­vel de pres­ta­cio­nes del má­xi­mo ni­vel. La pri­me­ra apues­ta la sig­ni­fi­ca su nue­va ga­ma do­ta­da de mo­tor con ár­bol de le­vas en cu­la­ta SOHC de 650 cc que por­tan las Royal En­field Con­ti­nen­tal GT e In­ter­cep­tor que es­ta­rán a la ven­ta a par­tir de enero. La pre­sen­ta­ción in­ter­na­cio­nal de am­bos mo­de­los ha te­ni­do lu­gar en la ciu­dad ca­li­for­nia­na de San­ta Cruz (EE.UU.), en­tre Mon­te­rey y San Fran­cis­co. Son las pri­me­ras gran­des bi­ci­lín­dri­cas cons­trui­das en gran se­rie en In­dia y tam­bién las pri­me­ras ca­pa­ces de su­pe­rar la ve­lo­ci­dad de 100 mi­llas por ho­ra, la ci­fra mí­ti­ca de­no­mi­na­da por los an­glo­sa­jo­nes "ton" (to­ne­la­da) y que se tra­du­ce en nues­tros sis­te­ma mé­tri­co en 162km/h. Es­te en­cla­ve es una de­cla­ra­ción de in­ten­cio­nes por par­te de Royal En­field. En es­ta zo­na de EE.UU. se vi­vió un au­tén­ti­co "boom" mo­to­ci­clis­ta en la era de post­gue­rra que sir­vió a la fir­ma bri­tá­ni­ca a es­ta­ble­cer­se co­mo una mar­ca glo­bal. Aho­ra, ya ba­jo pro­pie­dad 100% in­dia, la in­ten­ción es la mis­ma con sus dos nue­vas Royal En­field Con­ti­nen­tal GT y Royal En­field In­ter­cep­tor. Am­bas equi­pan el nue­vo mo­tor de dos ci­lin­dros en línea y 648 cc re­fri­ge­ra­do por ai­re y acei­te, do­ta­do de ci­güe­ñal ca­la­do a 270º y desa­rro­lla­do con­jun­ta­men­te en las ins­ta­la­cio­nes de la fir­ma en In­dia y en su de­par­ta­men­to tec­no­ló­gi­co si­tua­do en Brun­tingt­hor­pe (Gran Bre­ta­ña). Aun­que se tra­ta de un mo­tor de "so­lo" 650 cc, su gran vo­lu­men le ha­ce pa­re­cer ma­yor, al­go a lo que con­tri­bu­ye el pu­li­do de sus ta­pas, a jue­go tam­bién con el es­ca­pe. Por cier­to, és­te cuen­ta con do­ble pa­red pa­ra au­men­tar su gro­sor y pro­te­ger el cro­ma­do de per­der su aca­ba­do. Y si ha­ce­mos ca­so de los ru­mo­res, se es­pe­ra una ga­ma de 12 mo­de­los en los pró­xi­mos cin­co años so­bre es­ta ba­se mo­triz con di­fe­ren­tes ci­lin­dra­das y dis­tin­tos cha­sis.

Pe­ro es­to es el fu­tu­ro de Royal En­field y el pre­sen­te lo re­pre­sen­tan sus mo­de­los Con­ti­nen­tal GT e In­ter­cep­tor. Ro­dan­do con ellas se apre­cia un salto ade­lan­te de­fi­ni­ti­vo en su ca­li­dad. La aten­ción al de­ta­lle es evi­den­te, co­mo el di­se­ño del ra­dia­dor de acei­te en fun­ción de los tu­bos des­cen­den­tes del cha­sis o las pi­ñas, aun­que sea una mo­to que re­cu­rre a la elec­tró­ni­ca so­lo pa­ra el ABS y la in­yec­ción. Es re­mar­ca­ble la for­ma del pe­dal de freno, ase­me­ján­do­se a una pa­lan­ca de cam­bio si­tua­da a la de­re­cha co­mo la que por­ta­ba la Royal En­field In­ter­cep­tor ori­gi­nal de 750 cc, un mo­de­lo cu­ya pro­duc­ción ce­só cuan­do Royal En­field ce­rró su fac­to­ría en Gran Bre­ta­ña en 1970. Por otro la­do, la ima­gen de la do­ble es­fe­ra de su ins­tru­men­ta­ción evo­ca es­ta épo­ca, aun­que la pantalla di­gi­tal ins­cri­ta en su ve­lo­cí-

Se es­pe­ran unos 12 mo­de­los en los pró­xi­mos cin­co años con es­te mo­tor

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.