En­se­ñar­les a lla­mar a emer­gen­cias

Ser Padres - - ME PREOCUPA - Pau­la Estefanía (co­rreo elec­tró­ni­co)

Soy ma­dre de dos ni­ños de cin­co y tres años. A me­nu­do es­ta­mos so­los en ca­sa, por­que el pa­dre via­ja por su tra­ba­jo, y pien­so que se­ría útil que su­pie­ran lla­mar a emer­gen­cias si a mí me pa­sa al­go. ¿Creéis que ya po­drían apren­der? Es

muy bue­na idea en­se­ñar a los ni­ños a reac­cio­nar an­te una si­tua­ción peligrosa des­de que son pe­que­ños, to­dos los pa­dres de­be­ría­mos ha­cer­lo.

Hay que ex­pli­car­les que exis­te un te­lé­fono de emer­gen­cias, el 112, al que se pue­de lla­mar cuan­do ha ocu­rri­do al­go gra­ve, y có­mo fun­cio­na es­te te­lé­fono: una per­so­na les pre­gun­ta­rá qué ha pa­sa­do (hay fue­go en la co­ci­na, es­tá en­tran­do agua en ca­sa, ma­má se ha caí­do y no pue­de le­van­tar­se, etc.), có­mo se lla­man, dón­de vi­ven (la di­rec­ción de su ca­sa, in­clui­da la ciu­dad). Te­ne­mos que ase­gu­rar­nos tam­bién de que sa­ben res­pon­der a las cues­tio­nes fun­da­men­ta­les pa­ra que pue­dan ayu­dar­les. Hay que cer­cio­rar­se de que en­tien­den en qué ca­sos de­ben usar el 112 y cuán­do no: pue­den lla­mar, por ejem­plo, cuan­do ma­má se ha pues­to ma­la y no pue­de ha­blar o cuan­do han te­ni­do un ac­ci­den­te en el co­che y ma­má o pa­pá es­tán he­ri­dos, pe­ro no pue­den lla­mar pa­ra co­sas que no son pe­li­gro­sas, si no en­cuen­tran su pe­lu­che fa­vo­ri­to, el pe­rro se ha pues­to ma­lo o pa­pá les ha cas­ti­ga­do sin te­le.

De­be­mos de­cir­les quié­nes son las per­so­nas que ayu­dan a los de­más: bom­be­ros, po­li­cía, mé­di­cos y per­so­nal de am­bu­lan­cias. Pa­ra que se ha­gan una idea de có­mo tra­ba­jan es­tos co­lec­ti­vos, po­de­mos apro­ve­char las jor­na­das de puer­tas abier­tas pa­ra que los co­noz­can.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.