¿Hay que mar­car­le ho­ra­rios de co­mi­das?

Ser Padres - - ALIMENTACI­ÓN - Chan­tal Ma­ta­lla­na (co­rreo elec­tró­ni­co)

Ten­go un hi­jo de diez me­ses. To­ma pe­cho y ali­men­tos só­li­dos en­tre to­mas. Me gus­ta­ría sa­ber si ha­cia el pri­mer cum­plea­ños ya hay que mar­car­le ho­ra­rios de co­mi­das. Res­pues­ta: El ho­ra­rio ha de ser­vir pa­ra fa­ci­li­tar­nos la vi­da, y por su­pues­to po­de­mos cam­biar­lo o sal­tár­nos­lo cuan­do nos ven­ga en ga­na. Pro­ba­ble­men­te los adul­tos en tu fa­mi­lia tendrán un ho­ra­rio pa­ra co­mer, re­gi­do en par­te por la tra­di­ción y en par­te por los ho­ra­rios de tra­ba­jo. Es ló­gi­co que a las ho­ras de co­mer tu hi­jo se sien­te a la me­sa con vo­so­tros y co­ma, si quie­re. Pe­ro tam­po­co vais a des­per­tar­le, si es­tá dur­mien­do. Y si pi­de el pe­cho u otros ali­men­tos fue­ra de ho­ra, por su­pues­to se los vas a dar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.