Ma­má blo­gue­ra

Tú tam­bién pue­des

Ser Padres - - EN LA RED - Si tie­nes un blog o eres muy ac­ti­va en redes so­cia­les, cuén­ta­nos tu ex­pe­rien­cia, qué te gus­ta leer y qué in­for­ma­ción ge­ne­ras: lar­[email protected]

Fe­ria Da­ba­dum, jue­ves 6 de di­ciem­bre, Ser Pa­dres or­ga­ni­za una Es­cue­la de Pa­dres y Be­lén Juan (edi­to­ra web de ser­pa­dres.es) y una ser­vi­do­ra par­ti­ci­pa­mos en la si­guien­te po­nen­cia: «Tú tam­bién pue­des ser una ma­má blo­gue­ra». Aun­que ma­dre + tiem­po es una con­tra­dic­ción, ca­da vez so­mos más (so­lo en Es­ta­dos Uni­dos, el 14% de las ma­dres es­cri­be un blog, es de­cir, que allí hay ca­si cua­tro mi­llo­nes de ma­dres blo­gue­ras). Si tú tam­bién lo es­tás pen­san­do, tie­nes que te­ner en cuen­ta:

Por qué quieres escribir un blog. El pri­mer ob­je­ti­vo sue­le ser ayu­dar a otras ma­más en es­ta aven­tu­ra, gra­ti­fi­can­te y di­fí­cil. Pe­ro tam­bién pue­de ha­ber otros: crear­te una iden­ti­dad di­gi­tal, en­con­trar tra­ba­jo, con­tar­le al mun­do tus opi­nio­nes, ven­der pro­duc­tos...

El nom­bre es im­por­tan­te. No me di­gas que no te ape­te­ce ver qué cuen­tan en Mi Grem­lin no me co­me (mi­grem­lin­no­me­co­me.word­press.com), Hi­ja no hay mas que una... gra­cias a dios ( hi­ja­nohay­mas­queu­na.blogs­pot.com.es), La ma­dre ti­gre y otras

bes­tias mi­to­ló­gi­cas ( la­ma­dre­ti­gre.com) o Tras­ta­das de ma­má (tras­ta­das­de­ma­ma.blogs­pot.com.es)

As­pec­tos téc­ni­cos. Si pue­des po­ner en tu cu­rrí­cu­lum: in­for­má­ti­ca, ni­vel usua­rio, eso sig­ni­fi­ca que pue­des abrir­te un blog. La ma­yo­ría usa­mos las pla­ta­for­mas blog­ger o word­press, dos pro­gra­mas muy in­tui­ti­vos y fá­ci­les de usar. Su­bir un post se pue­de pa­re­cer mu­cho a escribir un do­cu­men­to de Word. Si quieres pue­des com­prar el do­mi­nio. No es muy caro: unos 10 € y 40 € al año con el alo­ja­mien­to.

Abre un perfil de tu blog en redes so­cia­les (twit­ter

y fa­ce­book, so­bre to­do).

¿Ca­da cuán­to ac­tua­li­zo? Lo que te dé la ga­na, pe­ro un con­se­jo: mí­ni­mo una vez a la se­ma­na.

En­cuen­tra tu ru­ti­na. La idea es que ac­tua­li­zar el

blog sea una par­te más de tu día a día, o de tu plan

ning se­ma­nal: pis­ci­na los jue­ves, parque los vier­nes, blog el sá­ba­do por la ma­ña­na...

Pi­de com­pre­sión a tu pa­re­ja. Escribir un blog lle­va tiem­po y ne­ce­si­tas a al­guien que te apo­ye.

tras­ta­das­de­ma­ma.blogs­pot.com.es/ Es­ta ma­má pri­me­ri­za da mon­to­nes de ideas pa­ra ha­cer en ca­sa con los ni­ños (azu­ca­rillos de co­lo­res, ca­jas de los abra­zos) y nos cuen­ta cuá­les son los li­bros que más le gus­tan a su pe­que. Muy, muy re­co­men­da­ble.

www. mi­grem­lin­no­me­co­me.word­press.com Ba­jo es­te su­ge­ren­te nom­bre se es­con­de un blog di­ver­ti­dí­si­mo con apar­ta­dos co­mo dic­cio­na­rio de pa­dres pri­me­ri­zos o hu­mor grá­fi­co.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.