¿Con qué se pue­de com­pa­rar?

Ser Padres - - PARTO -

Pa­ra po­der cuan­ti­fi­car el do­lor del par­to se ha pun­tua­do su in­ten­si­dad en par­tu­rien­tas, pa­cien­tes de un ser­vi­cio de ur­gen­cias y per­so­nas tra­ta­das en una Uni­dad del Do­lor. El aná­li­sis de los da­tos de­mues­tra que el del par­to so­lo es su­pe­ra­do en in­ten­si­dad por la dis­tro­fia sim­pá­ti­co re­fle­ja (do­lor cró­ni­co) y la ampu­tación de un de­do (do­lor agu­do). Así, es ma­yor que la lum­bal­gia cró­ni­ca, el do­lor on­co­ló­gi­co o el ar­trí­ti­co.

Una cu­rio­si­dad: la idea de usar la hip­no­sis pa­ra re­du­cir el do­lor es an­ti­gua. San­tia­go Ramón y Ca­jal so­me­tió a su es­po­sa Sil­ve­ria a es­ta téc­ni­ca en el na­ci­mien­to de sus dos úl­ti­mos hi­jos. «Dos fe­nó­me­nos lla­ma­ron nues­tra aten­ción: la ex­tre­ma ra­pi­dez del par­to y la dis­mi­nu­ción con­si­de­ra­ble del do­lor», es­cri­bió el pre­mio No­bel.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.