El cuer­po hu­mano no es­tá tan bien he­cho...

Ser Padres - - ANGELITOS -

Mi hi­ja Lau­ra, de cin­co años, es­ta­ba ob­ser­van­do a su her­ma­ni­to Iker re­cién na­ci­do cuan­do es­te emi­tió un so­ni­di­to ex­tra­ño. La ni­ña me mi­ró sor­pren­di­da y me di­jo que no le gus­ta­ba la voz ron­ca y fea de Iker. Cuan­do le con­té que en reali­dad no era su voz por­que era aún muy pe­que­ñi­to y no po­día ha­blar to­da­vía, me sol­tó: «Pues en­ton­ces, ¿pa­ra qué tie­ne cue­llo?

Ro­sa Sau­ra, Ma­drid

Aun­que mi abue­la di­ga que es un mu­ñe­qui­to, mi her­mano Alex es un be­bé de ver­dad. Iker Sanz Cres­po, tres años y me­dio (Gua­da­la­ja­ra).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.