Lo pre­pa­ra­mos en­tre to­dos los asis­ten­tes

Lu­cía Pa­re­des, Ar­gan­da del Rey (Ma­drid)

Ser Padres - - EMBARAZO -

La idea de ce­le­brar el pró­xi­mo na­ci­mien­to de mi hi­jo par­tió de una com­pa­ñe­ra de tra­ba­jo, pe­ro la pre­pa­ra­mos en­tre to­dos los que íba­mos a asis­tir. Yo com­pré la co­mi­da y la be­bi­da y el pa­drino del ni­ño hi­zo unos cup­ca­kes de­li­cio­sos. Nos reuni­mos 10 per­so­nas, la ma­yo­ría jó­ve­nes, en ca­sa de mis me­jo­res ami­gos. El fu­tu­ro pa­pá pre­fi­rió no asis­tir por­que pen­sa­ba que «es una fiesta de­di­ca­da a la ma­má», pe­ro me ro­dea­ron mis fa­mi­lia­res más que­ri­dos y mis com­pa­ñe­ras de tra­ba­jo.

Mi hi­jo se va a lla­mar Raúl. En ese mo­men­to aún no lo te­nía­mos cla­ro, así que me pro­pu­sie­ron dos nom­bres y los pin­ta­ron en mi tri­pa. Tam­bién nos con­ta­mos las clá­si­cas his­to­rias so­bre par­tos y be­bés y abrí un mon­tón de re­ga­los: ro­pa, chu­pe­tes, bi­bes... ¡y 10 ki­los de pa­ña­les y toa­lli­tas! Aun­que, sin du­da, lo me­jor de la merienda fue­ron las ri­sas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.