Res­pon­de Carlos Gon­zá­lez: Tar­da dos ho­ras en ca­da to­ma.

Ten­go un be­bé de tres se­ma­nas. To­ma lac­tan­cia ma­ter­na y ga­na unos 200 g a la se­ma­na. En ca­da to­ma es­tá unas dos ho­ras al pe­cho, ¿es nor­mal que tar­de tan­to en ma­mar?

Ser Padres - - SUMARIO - Raquel J. (email)

Puesno, no es nor­mal que tu hi­jo tar­de unas dos ho­ras en ca­da to­ma. Eso sue­le de­ber­se a que el be­bé no es­tá bien co­lo­ca­do en el pe­cho o a que, por cual­quier otro mo­ti­vo, no es­tá ma­man­do co­rrec­ta­men­te. Cuan­do un ni­ño ma­ma bien, tar­da mu­cho me­nos tiem­po.

Se­ría muy con­ve­nien­te que acu­die­ras a un grupo de ma­dres, don­de po­drían ase­so­rar­te con la po­si­ción. En­con­tra­rás di­rec­cio­nes en la pá­gi­na web fe­dal­ma.org.

Tam­bién hay mu­chos pro­fe­sio­na­les sa­ni­ta­rios con bue­nos co­no­ci­mien­tos so­bre lac­tan­cia ma­ter­na; pue­des pre­gun­tar a tu co­ma­dro­na. Mien­tras tan­to, in­ten­ta co­lo­car a tu hi­jo de la me­jor ma­ne­ra po­si­ble, bien pe­ga­do a ti. Pa­ra sa­ber exac­ta­men­te cuál es el pro­ble­ma con la po­si­ción, cla­ro, ha­bría que ver­lo. Pe­ro en la ma­yo­ría de los ca­sos lo que ocu­rre es que o bien la ca­be­ci­ta del ni­ño es­tá en­ci­ma del co­do de la ma­dre, de­ma­sia­do le­jos del pe­cho, lo que le obli­ga a do­blar el cue­llo, o bien to­do el cuer­po del be­bé es­tá se­pa­ra­do del de la ma­dre.

Nor­mal­men­te, co­mo el ni­ño se aga­rra me­jor es es­tan­do la ma­dre bo­ca arri­ba, tum­ba­da en la ca­ma o in­cli­na­da en un so­fá o una tum­bo­na, y el be­bé en­ci­ma de ella, bo­ca aba­jo. El con­tac­to piel con piel ayu­da: tú te tum­bas des­nu­da de cin­tu­ra pa­ra arri­ba y de­jas al be­bé ves­ti­do so­lo con el pa­ñal. Sim­ple­men­te te lo po­nes en­ci­ma, lo aca­ri­cias, le di­ces co­si­tas y es­pe­ras. Al ca­bo de un ra­to, él mis­mo se pon­drá a bus­car el pe­cho (des­pués de va­rios es­pec­ta­cu­la­res mo­vi­mien­tos con la ca­be­za), y se co­ge­rá él so­li­to con mu­cho ar­te.

Si es­to no aca­ba­se de fun­cio­nar, tam­bién te re­sul­ta­rá útil com­pri­mir el pe­cho du­ran­te la to­ma. Se­gu­ro que esas dos ho­ras que tu be­bé es­tá al pe­cho no es­tá suc­cio­nan­do; la ma­yor par­te del tiem­po ten­drá el pe­cho en la bo­ca pe­ro no ma­ma­rá de ver­dad. Pues cuan­do veas que no ma­ma, que no tra­ga le­che, com­pri­me el pe­cho.

Res­pon­de Dr. Car­los Gon­zá­lez, pe­dia­tra Au­tor de Mi ni­ño no me co­me y Un re­ga­lo pa­ra to­da la vi­da (ed. Te­mas de Hoy).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.