Los me­jo­res mo­men­tos.

Con la co­la­bo­ra­ción de los lec­to­res de Ser Pa­dres, he­mos ela­bo­ra­do el top fi­ve de los ins­tan­tes más má­gi­cos en la es­pe­ra de un hi­jo. ¿Cuál es el tu­yo?

Ser Padres - - SUMARIO -

Ape­sar de las náu­seas, los ar­do­res o la hin­cha­zón que pue­des su­frir a lo lar­go del em­ba­ra­zo, la es­pe­ra de un hi­jo es una eta­pa lle­na de ilu­sión y sen­ti­mien­tos. De una ma­ne­ra u otra, siem­pre que­dan en la me­mo­ria los re­cuer­dos más fe­li­ces: la prue­ba que lo con­fir­mó, la pri­me­ra pa­ta­da...

Aun­que el em­ba­ra­zo es al­go tan na­tu­ral co­mo la vi­da mis­ma, es úni­co pa­ra ca­da mu­jer. Con vues­tra ayu­da, he­mos ele­gi­do los me­jo­res mo­men­tos. Y no es fá­cil, por­que co­mo di­ce Bea­triz Flórez, de Be­na­ven­te (Za­mo­ra): «Du­ran­te el em­ba­ra­zo te emo­cio­nas por ca­si to­do con una fa­ci­li­dad asom­bro­sa, in­clu­so al­gu­na vez sim­ple­men­te sen­ta­da en el so­fá mi­ran­do la si­lli­ta de pa­seo que es­tá es­pe­ran­do a que tu be­bé naz­ca».

Por ra­zo­nes de es­pa­cio, no es­tán to­dos los re­la­tos que he­mos re­ci­bi­do en el con­cur­so, sino una pe­que­ña se­lec­ción. Gra­cias a to­dos los que ha­béis par­ti­ci­pa­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.