CON­SE­JOS PA­RA...

Ser Padres - - HAY SALIDA -

...Pa­pá

Pro­cu­ra no so­bre­pro­te­ger a las hi­jas pen­san­do que son más frá­gi­les. De­jar­les la mis­ma li­ber­tad que a los hi­jos va­ro­nes no sig­ni­fi­ca no ve­lar por su se­gu­ri­dad.

Per­mi­te que dis­fru­ten ha­cien­do lo que más les gus­ta, ya sea ju­gar al fút­bol o a las mu­ñe­cas, prac­ti­car taek­won­do o dis­fra­zar­se de prin­ce­sa.

Va­lo­ra sus con­quis­tas, sea en el cam­po que sea. Los áni­mos de par­te de pa­pá nun­ca es­tán de más.

Sé cons­cien­te de que eres el mo­de­lo mas­cu­lino del que ten­drán re­fe­ren­cia. Par­ti­ci­par en las ta­reas do­més­ti­cas y en el cui­da­do de los hi­jos al 50% les en­se­ña­rá que la fa­mi­lia es co­sa de dos.

...Ma­má

No te re­pri­mas a la ho­ra de de­mos­trar ca­ri­ño a los ni­ños. Pue­de que, en oca­sio­nes, pro­tes­ten an­te el alu­vión de be­sos de ma­má a la sa­li­da del co­le, pe­ro en el fon­do a to­dos nos gus­ta re­ci­bir mues­tras de amor.

Pro­cu­ra no com­pa­rar al ni­ño con her­ma­nas o ve­ci­nas. La evo­lu­ción en los pri­me­ros años de vi­da en­tre ni­ños y ni­ñas es dis­tin­ta. Que ellos tar­den más tiem­po en ha­blar o en ves­tir­se so­los es par­te de la di­fe­ren­cia.

Sé cons­cien­te de que pa­ra ellos eres el mo­de­lo fe­me­nino del que ten­drán re­fe­ren­cia. Te­nien­do al­ta la au­to­es­ti­ma y mos­trán­do­te se­gu­ra, les trans­mi­ti­rás que los dos se­xos son igual de fuer­tes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.