Tra­ta­mien­tos ca­pi­la­res

Ser Padres - - POSPARTO -

Per­ma­nen­tes, ali­sa­dos, tin­tes… «En­ten­de­mos que no pa­sa na­da por­que to­dos es­tos pro­duc­tos no de­ben ser ab­sor­bi­dos a tra­vés de la piel, y por tan­to no lle­ga­rían a la le­che ma­ter­na, pe­ro no co­no­ce­mos la com­po­si­ción exac­ta de ca­da uno» ex­pli­ca la ma­tro­na.

Ha­cer­se unas me­chas en el pe­lo, que no tie­nen con­tac­to con el cue­ro ca­be­llu­do, no tie­ne por qué ser per­ju­di­cial. En e-lac­tan­cia.org, los tin­tes ca­pi­la­res es­tán cla­si­fi­ca­dos co­mo un pro­duc­to de ries­go ba­jo, pe­ro ex­pli­can que exis­te con­tro­ver­sia so­bre su to­tal inocui­dad: nu­me­ro­sos au­to­res los con­si­de­ran se­gu­ros pe­ro en un tra­ba­jo se ha en­con­tra­do aso­cia­ción en­tre su em­pleo du­ran­te el em­ba­ra­zo y la lac­tan­cia y cier­tos ti­pos de leu­ce­mia en la in­fan­cia. Re­co­mien­dan dar­se una bue­na du­cha tras el tin­te pa­ra que el área del pe­cho que­de lim­pia y lle­var el pe­lo cor­to o re­co­gi­do pa­ra evi­tar la ab­sor­ción de com­pues­tos po­ten­cial-

men­te tó­xi­cos. Y re­cuer­dan que las tra­ba­ja­do­ras de pe­lu­que­ría de­ben to­mar cier­tas pre­cau­cio­nes co­mo usar guan­tes y li­mi­tar el tiem­po de ex­po­si­ción a es­tos pro­duc­tos.

De to­das for­mas, el pos­par­to no es el me­jor mo­men­to pa­ra so­me­ter­te a un tra­ta­mien­to que pue­da agre­dir el ca­be­llo, por­que se pier­de to­do el pe­lo que no se ha caí­do du­ran­te el em­ba­ra­zo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.