No hay for­ma de que de­je el bi­be

Ser Padres - - Consultori­o - Ali­cia Rei­no­so Gar­cía Psi­có­lo­ga es­pe­cia­li­za­da en tra­ba­jo con pa­dres y en te­ra­pia pa­ra ni­ños y adul­tos. Cen­tro Atem, ( To­le­do).

Cre­cer su­po­ne des­li­gar­se de las vi­ven­cias sa­tis­fac­to­rias in­fan­ti­les. El bebé dis­fru­ta de una se­rie de cui­da­dos que con­for­me va cre­cien­do van cam­bian­do en can­ti­dad y en for­ma. En la con­duc­ta de co­mer se van dan­do una se­rie de cam­bios con­for­me va­mos cre­cien­do y la exigencia y la au­to­no­mía van au­men­tan­do. Po­de­mos ayu­dar­les ha­cien­do pre­sen­tes las ven­ta­jas de cre­cer, con­quis­tas muy sa­tis­fac­to­rias pa­ra él. A la ho­ra de dor­mir mu­chos ni­ños ne­ce­si­tan de un ri­tual que les ayu­de a des­can­sar y a des­pe­dir­se has­ta el día si­guien­te. Po­de­mos sus­ti­tuir ese ri­tual por al­go más ade­cua­do pa­ra su edad di­cién­do­le: “ya no to­ca el bi­be­rón por­que eres ma­yor, to­ca va­so de leche“. Es un buen pa­so pa­ra co­men­zar es­te pro­ce­so.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.