Len­te­jas: idea­les pa­ra los ni­ños

Uno de los ali­men­tos más an­ti­guos de la Hu­ma­ni­dad, tí­pi­co de la die­ta me­di­te­rrá­nea y con múl­ti­ples be­ne­fi­cios pa­ra la sa­lud en la vi­da adul­ta, las len­te­jas son unas de las le­gum­bres más com­ple­tas y sa­bro­sas pa­ra una bue­na die­ta in­fan­til.

Ser Padres - - Nutrición - Por Car­men Ojeda

Pro­teí­nas

Tie­nen un gran apor­te de pro­teí­nas ve­ge­ta­les que son ne­ce­sa­rias y muy im­por­tan­tes pa­ra el or­ga­nis­mo, que las uti­li­za pa­ra el cre­ci­mien­to y la re­pa­ra­ción de los tejidos y pa­ra la sín­te­sis de en­zi­mas y hor­mo­nas. Son uno de los ali­men­tos más em­plea­dos por los pa­dres ve­ga­nos pa­ra apor­tar pro­teí­nas a la die­ta de sus hi­jos.

Bue­nas pa­ra los hue­sos

For­ta­le­cen los hue­sos: son muy ri­cas en mag­ne­sio, un mi­ne­ral que vi­go­ri­za la con­trac­ción mus­cu­lar, el fun­cio­na­mien­to del sis­te­ma ner­vio­so y, so­bre to­do, el for­ta­le­ci­mien­to de los hue­sos. “Es uno de los nu­trien­tes más in­dis­pen­sa­bles pa­ra nues­tra sa­lud y es ne­ce­sa­rio con­cien­ciar a la po­bla­ción en su in­ges­ta dia­ria”, apun­ta Gemma Martínez, nu­tri­cio­nis­ta y for­ma­do­ra de Aqui­lea.

Po­co ca­ló­ri­cas

Las len­te­jas son las le­gum­bres más ba­jas en gra­sas y ri­cas en mi­ne­ra­les del gru­po B. Por ello, son un pla­to ideal pa­ra ha­cer con ver­du­ras y en die­tas po­co ca­ló­ri­cas. 100 gra­mos de len­te­jas (en cru­do) tie­nen po­co más de 110 ca­lo­rías.

Adiós ca­ta­rro

En ge­ne­ral, co­mo todas las le­gum­bres, re­fuer­zan las de­fen­sas y son per­fec­tas pa­ra for­ta­le­cer el sis­te­ma in­mu­ne gra­cias a su gran apor­te de hie­rro y vi­ta­mi­na B6 que ayu­da a com­ba­tir in­fec­cio­nes. Pe­ro las len­te­jas, con­cre­ta­men­te, pre­vie­nen que se acu­mu­le mu­co­si­dad.

Ri­cas en fi­bra

Ri­cas en fi­bra y car­bohi­dra­tos: la ener­gía que li­be­ran de ma­ne­ra len­ta fa­vo­re­ce la sen­sa­ción de sa­cie­dad y man­tie­nen su efec­to de ma­ne­ra pro­lon­ga­da por lo que un buen pla­to de len­te­jas per­mi­ti­rá un gran ni­vel de ac­ti­vi­dad por par­te de los pe­que­ños. Con to­do, son las le­gum­bres me­nos fla­tu­len­tas.

Va­ria­das

Fa­vo­re­cen la die­ta va­ria­da: aun­que se sue­len to­mar en pla­tos ca­lien­tes y po­ta­jes, mez­clar­las en en­sa­la­das pue­den re­sul­tar una muy bue­na op­ción. La ex­per­ta en nu­tri­ción Ge­ma Ca­ba­ñe­ro su­gie­re to­mar­las con ver­du­ras co­mo za­naho­ria, na­bos, pue­rros, be­ren­je­nas, pi­mien­tos ver­des, ce­bo­lla, ajo, to­ma­tes y con cal­do ve­ge­tal, aña­dien­do aceite de oli­va cru­do al fi­nal. Así no se­rá ne­ce­sa­rio aña­dir car­nes ni em­bu­ti­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.