¿Tie­ne ve­ge­ta­cio­nes?

Ron­qui­dos por la no­che, mo­cos y di­fi­cul­ta­des res­pi­ra­to­rias. No du­des en con­sul­tar al pe­dia­tra, la so­lu­ción es in­do­lo­ra.

Ser Padres - - Consultori­o - Por Vicky Ba­nio­kou

Ame­di­da que cre­cen, el día a día de los ni­ños es­tá re­ple­to de cam­bios. Si cuan­do eran be­bés so­lo que­rían co­mer y dor­mir, al cum­plir un año se en­cuen­tran muy ac­ti­vos. Pe­ro, ¿qué pa­sa cuan­do se mues­tran inape­ten­tes, con sue­ño in­tran­qui­lo y mu­cha in­quie­tud o can­san­cio du­ran­te el día? Si to­do lo an­te­rior va acom­pa­ña­do de en­fer­me­da­des de oí­do que no de­jan de re­apa­re­cer, es po­si­ble que tu be­bé ten­ga ve­ge­ta­cio­nes.

Cuan­do es al­go se­rio

Al igual que las amíg­da­las y gan­glios lin­fá­ti­cos, las ve­ge­ta­cio­nes son par­te del sis­te­ma in­mu­ne y es­tán he­chas pa­ra reac­cio­nar an­te in­va­so­res ex­tra­ños den­tro del cuer­po, pro­te­gién­do­nos de po­si­bles in­fec­cio­nes. Es­tán pre­sen­tes des­de el mo­men­to del na­ci­mien­to y si­guen cre­cien­do has­ta los 4 años. A par­tir de ahí, el te­ji­do se ve re­du­cien­do sin lle­gar a des­apa­re­cer del to­do. Sin em­bar­go, “pue­de lle­gar a ser un pro­ble­ma cuan­do su ta­ma­ño va au­men­tan­do por los ca­ta­rros e in­fec­cio­nes res­pi­ra­to­rias re­pe­ti­das”, ex­pli­ca la Doc­to­ra Be­go­ña To­rres Mu­ros, es­pe­cia­lis­ta en oto­rri­no­la­rin­go­lo­gía y miem­bro de Top Doc­tors.

A te­ner en cuen­ta

Cuan­do ade­más el ni­ño ron­ca por la no­che, pre­sen­ta pau­sas en la res­pi­ra­ción (ap­neas), duer­me mal o es­tá in­quie­to y can­sa­do du­ran­te el día afec­tan­do in­clu­so a su ren­di­mien­to es­co­lar, hay que acu­dir al pe­dia­tra. La per­sis­ten­cia de es­tos sín­to­mas pue­den lle­gar a ta­par la fo­sa na­sal, lo que pro­vo­ca­ría oti­tis y ri­no­fa­rin­gi­tis.

Có­mo ayu­dar­le

El tra­ta­mien­to no es siem­pre qui­rúr­gi­co. An­tes de lle­gar a es­te pa­so se re­co­mien­dan la­va­dos fre­cuen­tes de la na­riz con sue­ro fi­sio­ló­gi­co o agua de mar con pre­sión su­fi­cien­te pa­ra arras­trar el mo­co acu­mu­la­do. Los an­ti­his­ta­mí­ni­cos y des­con­ges­tio­nan­tes pue­den ali­viar los sín­to­mas. En el ca­so de in­fec­ción agu­da con fie­bre es cuan­do se em­plean an­ti­bió­ti­cos.

Dra. Be­go­ña To­rres Mu­ros Mé­di­co ci­ru­jano es­pe­cia­lis­ta en oto­rri­no­la­rin­go­lo­gía adul­ta e in­fan­til en Má­la­ga y miem­bro de Top Doc­tors

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.