El es­ti­lo de vi­da du­ran­te su cre­ci­mien­to, in­flu­ye La in­fan­cia

Ser Padres - - 1-3 Años -

es­tá re­ple­ta de cam­bios a los que los ni­ños de­ben ha­cer fren­te. El au­men­to de la vi­da so­cial o las ex­pec­ta­ti­vas de su pro­gre­so es­co­lar pue­den con­ver­tir­se en ele­men­tos es­pe­cial­men­te es­tre­san­tes, que aca­ban in­ter­fi­rien­do en su de­sa­rro­llo nor­mal con efec­tos fi­sio­ló­gi­cos.

Con­se­cuen­cias: Uno de los pri­me­ros sín­to­mas de an­sie­dad en la sa­lud bu­cal de los ni­ños es la en­fer­me­dad pe­rio­don­tal. La pre­sión psi­co­ló­gi­ca pue­de pro­vo­car in­fla­ma­ción y san­gra­do en las en­cías, cau­san­do do­lor al ce­pi­lla­do y una ma­yor sen­si­bi­li­dad de la zo­na. Tam­bién es ha­bi­tual la apa­ri­ción de lla­gas y de pe­que­ñas úl­ce­ras u otras le­sio­nes le­ves pro­vo­ca­das por el mor­dis­queo de los la­bios, una cos­tum­bre tí­pi­ca del ner­vio­sis­mo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.