De­tec­tar la en­fer­me­dad que lo pro­vo­ca

Ser Padres - - 1-3 Años -

Exis­ten va­rias cau­sas por las que apa­re­cen lla­gas en la bo­ca del ni­ño. La in­fec­ción pue­de dar­se por vi­rus, una bac­te­ria o un hon­go. La más fre­cuen­te de es­tas tres po­si­bi­li­da­des es el vi­rus y en­tre to­dos los vi­rus, el que más afec­ta a los ni­ños es el her­pes sim­ple. Aun­que el sín­to­ma más evi­den­te es la apa­ri­ción de pe­que­ñas lla­gas en la bo­ca, las me­ji­llas y los la­bios, hay que te­ner cui­da­do por­que al ser vi­rus es con­ta­gio­so. A ve­ces los ni­ños pue­den pre­sen­tar lla­gas co­mo efec­to se­cun­da­rio de otras en­fer­me­da­des. No es­tá cla­ro por qué sa­len en ca­da mo­men­to por­que sue­len pa­sar por dis­tin­tas fa­ses. Pue­de ser tan­to en pe­río­dos de re­mi­sión co­mo en pe­río­dos de ma­yor in­ci­den­cia. Por ello, es im­pres­cin­di­ble, an­tes de to­mar una me­di­da, de­tec­tar el ti­po de en­fer­me­dad que ha pro­vo­ca­do la apa­ri­ción de lla­gas y su­mi­nis­trar des­pués el tra­ta­mien­to que va a dar la so­lu­ción de­fi­ni­ti­va al pro­ble­ma. Otros fac­to­res que pue­den in­fluir en la sa­lud bu­cal es el es­trés. La pre­sión es­co­lar, por ejem­plo, pue­de pro­vo­car­les un es­trés con­ti­nua­do que va a ge­ne­rar ca­ries den­tal. Es­to se ex­pli­ca por­que la an­sie­dad au­men­ta la aci­dez de la sa­li­va al es­mal­te de los dien­tes y en el in­te­rior de los la­bios.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.