Hi­gie­ne den­tal

Sa­nos, lim­pios y con buen as­pec­to. Así es co­mo quie­res que tu hi­jo luz­ca sus pri­me­ros dien­tes. ¡Con­se­guid­lo jun­tos!

Ser Padres - - Sumario - Por Vicky Ba­nio­kou

La me­jor son­ri­sa.

Mu­chos de no­so­tros no so­mos ple­na­men­te cons­cien­tes de la im­por­tan­cia que tie­ne la sa­lud bu­co­den­tal y me­nos cuan­do es­ta afec­ta a nues­tros hi­jos pe­que­ños. Lo cier­to es que, ge­ne­ral­men­te, em­pe­za­mos a pres­tar aten­ción a es­te asun­to cuan­do los ni­ños tie­nen los dien­tes de­fi­ni­ti­vos. Sin em­bar­go, los pro­ble­mas bu­ca­les co­mo la ca­ries em­pie­zan a ges­tar­se an­tes. Se­gún la úl­ti­ma en­cues­ta de sa­lud oral en prees­co­la­res en Es­pa­ña, uno de ca­da tres ni­ños de 5-6 años tie­ne ca­ries, un da­to que mues­tra la im­por­tan­cia de em­pe­zar pron­to a ani­mar a los ni­ños a cui­dar sus dien­tes pa­ra que de ma­yo­res pue­dan lu­cir una son­ri­sa sa­na.

Al odon­to­pe­dia­tra cuan­to an­tes

La me­jor per­so­na pa­ra ofre­cer­te in­for­ma­ción es­pe­cí­fi­ca so­bre la sa­lud bu­cal in­fan­til de tu hi­jo es la que se ha es­pe­cia­li­za­do en ello: el odon­to­pe­dia­tra. No du­des en vi­si­tar­le an­tes de que tu pe­que­ño dé sín­to­mas de una mo­les­tia, en­fer- me­dad o in­fec­ción. Si vas a con­sul­ta an­tes de que tu hi­jo cum­pla el pri­mer año de vi­da, ten­drás la in­for­ma­ción ne­ce­sa­ria pa­ra po­der re­vi­sar su cre­ci­mien­to, la co­rrec­ta erup­ción de los dien­tes y la po­si­ble apa­ri­ción de ca­ries.

¿Qué de­bes cui­dar?

Des­de la erup­ción del pri­mer dien­te hay que lim­piar los dien­tes co­mo mí­ni­mo dos ve­ces al día. Pa­ra ello se re­co­mien­da usar un ce­pi­llo con cer­das sua­ves y una pas­ta con flúor. Lo si­guien­te se­ría con­tro­lar el nú­me­ro de in­ges­tas dia­rias y el tiem­po que trans­cu­rre en­tre ellas. Cuan­do no se de­ja su­fi­cien­te tiem­po en­tre in­ges­ta e in­ges­ta, la sa­li­va no pue­de neu­tra­li­zar los áci­dos de la pla­ca y los dien­tes es­tán en ries­go de per­der mi­ne­ra­les im­por­tan­tes. Es­ta ru­ti­na de­be­ría con­ver­tir­se en al­go di­ver­ti­do. Jue­ga con él mien­tras le en­se­ñas la im­por­tan­cia de man­te­ner los bue­nos há­bi­tos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.