Oh, blan­ca Na­vi­dad

Pla­nes jun­tos que re­cor­dar to­da la vi­da. La Na­vi­dad es una oca­sión úni­ca pa­ra de­co­rar, co­ci­nar, ir a la ca­bal­ga­ta y sa­car lo me­jor de ca­da uno.

Ser Padres - - Sumario - Por Lo­la Ca­sas

Especial Na­vi­dad.

Ade­más de las va­ca­cio­nes es­co­la­res, los via­jes, los re­ga­los, los en­cuen­tros con fa­mi­lia­res y ami­gos que ha­ce tiem­po que no se ven, las co­mi­das y ce­nas es­pe­cia­les y la de­co­ra­ción ale­gre con má­gi­cos co­lo­res y es­ce­nas, las ca­bal­ga­tas, las tien­das de ju­gue­tes y los anun­cios lle­nos de fan­tás­ti­cas ideas, la Na­vi­dad es una oca­sión per­fec­ta pa­ra com­par­tir con los más pe­que­ños his­to­rias, tra­di­cio­nes bue­nos de­seos y ac­cio­nes. Es­tas ca­la­rán en ellos du­ran­te to­da su vi­da. Ha­ce­mos un re­pa­so de al­gu­nos pla­nes y cos­tum­bres que no se de­ben pa­sar por al­to.

De­co­rar jun­tos la ca­sa

Ár­bo­les de Na­vi­dad con ador­nos de nie­ve o na­tu­ra­les, es­pu­mi­llón, bo­las, lu­ces, co­ro­nas, fi­gu­ras de ma­de­ra, te­la o ilu­mi­na­das, bo­tas pa­ra dul­ces, man­te­les, pla­tos, cu­bier­tos, ador­nos pa­ra la me­sa, guir­nal­das, belenes, de­co­ra­ción tra­di­cio­nal, blan­ca y ro­ja o do­ra­da... Las op­cio­nes son tan in­fi­ni­tas co­mo vues­tra ima­gi­na­ción. Ir a com­prar las co­sas que más os gus­ten, po­ned jun­tos el ár­bol y col­gad al­gún de­ta­lle en su ha­bi­ta­ción. De­ja a los más pe­que­ños apor­tar ideas y que ten­gan un es­pa­cio don­de po­der crear e ima­gi­nar.

El día que os pon­gáis a de­co­rar apro­ve­chad

pa­ra ha­cer­lo es­cu­chan­do vi­llan­ci­cos o can­cio­nes tra­di­cio­na­les en in­glés can­ta­das por los gran­des croo­ners.

Mo­men­tos dul­ces

Po­déis com­prar lo que más os gus­te pa­re te­ner en ca­sa o lle­var a ca­sa de los tíos o los abue­los: tu­rro­nes, ma­za­pa­nes, pol­vo­ro­nes, cor­dia­les, pe­la­di­llas, man­te­ca­dos, ros­cón de reyes, ros­co de vino, ho­jal­dri­nas o al­fa­jo­res.

Y eso, so­lo en Es­pa­ña. Si en tu ciu­dad ven­den dul­ces ex­tran­je­ros no de­jéis de pro­bar el pa­net­to­ne ita­liano, el Ch­rist­mas pud­ding o el Ch­rist­mas ca­ke in­glés, las pep­per­ka­ker no­rue­gas, el bû­che de Noel fran­cés o el glüh­weim ale­mán. Ha­rán las de­li­cias de to­da la fa­mi­lia. Y si te ani­mas con la re­pos­te­ría, in­ten­tad co­ci­nar­los to­dos jun­tos en ca­sa. Vi­vi­réis unos mo­men­tos úni­cos. Y si os que­réis ani­mar a ha­cer re­ce­tas pa­ra ni­ños po­déis atre­ve­ros con ár­bo­les o tron­cos de Na­vi­dad de ga­lle­tas, ga­lle­tas de jen­gi­bre, he­la­do de tu­rrón, bo­li­tas de co­co, tron­cos de Na­vi­dad, ga­lle­tas lin­zer re­llans de mer­me­la­da, bo­tas de nie­ve de Pa­pá Noel, mu­ñe­cos de nie­ve de pu­ré de patata, piz­zas na­vi­de­ñas o ham­bur­gue­si­tas de reno... No hay lí­mi­tes.

Gran­des mer­ca­di­llos

Tal vez el más co­no­ci­do sea el de la Pla­za Ma­yor de Ma­drid, don­de sus más de cien ca­se­tas es­con­den to­da cla­se de ele­men­tos de­co­ra­ti­vos, fi­gu­ras re­li­gio­sas y bro­mas que or­ga­ni­za ca­da año la Aso­cia­ción del Mer­ca­do Na­vi­de­ño de la Pla­za Ma­yor. Pe­ro hay otros igual de her­mo­sos a lo lar­go y an­cho de to­da Es­pa­ña. Co­mo el Mer­ca­do de Na­vi­dad de Al­ca­lá de He­na­res si­tua­do en la Pla­za de Cer­van­tes que aco­ge­rá es­te año ba­jo el le­ma “Al­ca­lá ciu­dad de la Na­vi­dad” una pre­cio­sa de­co­ra­ción con un ár­bol de Na­vi­dad gi­gan­te, la ca­sa de Pa­pa Noel, tre­nes de lu­ces, mu­ñe­cos de nie­ve, re­nos y tri­neos, ca­se­tas na­vi­de­ñas de pro­duc­tos ar­te­sa­na­les y atrac­cio­nes de­di­ca­das al dis­fru­te de los más pe­que­ños.

El mer­ca­di­llo de Na­vi­dad de Va­len­cia os es­pe­ra con mul­ti­tud de ca­se­tas de­co­ra­das con mo­ti­vos na­vi­de­ños en las que com­prar ju­gue­tes, pe­se­bres, ador­nos, guir­nal­das, cen­tros de me­sa, ve­las y mu­cho más.

El Mer­ca­do de Na­vi­dad de San­ta Lucía, a su vez, se ce­le­bra ca­da año en los al­re­de­do­res de la ca­te­dral de Bar­ce­lo­na. Aun­que no es el úni­co mer­ca­do na­vi­de­ño de la Ciu­dad Con­dal, sí es el más an­ti­guo y es to­da una tra­di­ción pa­sear en­tre sus ani­ma­das pa­ra­das don­de se pue­den ver fi­gu­ras y pe­se­bres pa­ra el Be­lén, lu­ces de Na­vi­dad, bo­las, ve­las y de­co­ra­ción de to­do ti­po.

Pa­seos ar­te­sa­nos

La ca­lle Bai­lén de Bil­bao aco­ge cua­ren­ta ca­se­tas de ma­de­ra llenas de pro­duc­tos gas­tro­nó­mi­cos vas­cos, ar­te­sa­nía y de­co­ra­cio­nes na­vi­de­ñas en un am­bien­te ar­mo­nio­so y má­gi­co, si­mi­lar, en be­lle­za y po­pu­la­ri­dad, al Mer­ca­do de Na­vi­dad de San Se­bas­tián.

La Fe­ria del Be­lén de Se­vi­lla es una de los más im­por­tan­tes de Es­pa­ña. Si­tua­da en las in­me­dia­cio­nes de la ca­te­dral en ella se pue­den en­con­trar fi­gu­ras, cons­truc­cio­nes, ma­te­ria­les, com­ple­men­tos, li­bros y dul­ces, pa­ra ce­le­brar tan arrai­ga­da tra­di­ción. El cen­tro de Gra­na­da aco­ge tam­bién un im­po­nen­te mer­ca­di­llo na­vi-

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.